Home

Diario YA

Muchas gracias, general Francisco Franco

Clandestino Manzanares.  Cada día resulta más cargante la obsesión  de un sector social por recordarnos al general Francisco Franco Bahamonde. La mayor parte de la sociedad española no vivió el franquismo o, a lo más, lo recuerda como un reflejo trémulo en blanco y negro. Pero los descendientes de los perdedores de la guerra civil agitan, cada cierto tiempo, el fantasma. Su último brote psicótico-social se está centrando en cambiar de sitio los huesos del difunto y prohibir que alguien hable bien de él o su periodo.

AES defenderá el derecho de Francisco Franco a permanecer en el Valle de los Caídos.

Denuncian el intento de cubrir paralegalmente la profanación de tumbas por parte del gobierno

El gobierno en minoría de Pedro Sánchez, en consonancia con el diario El País, ha difundido su decisión de sacar los restos morrales de  Francisco Franco, Jefe del Estado y Generalísimo del los Ejércitos, cofundador primero y Jefe de la Legión después, dos veces Medalla Militar Individual, Laureado de San Fernando, Comendador de la Legión de Honor francesa, Caballero de la Suprema Orden de Cristo, una de las biografías militares más brillantes de España, de forma inmediata pasando por encima de las leyes, los acuerdos, la separación Iglesia-Estado convirtiéndose, llegado el caso, en un vulgar profanador de tumbas.

Y Franco legalizó el bikini en 1953

Francisco Torres García. Mira que si me da por hacer una encuesta y preguntar a los españoles de filas que si les parece bien que en España sea legal utilizar el célebre bikini. No, no me he vuelto loco, aunque no sé si alguno de mis ojipláticos encuestados pensaría que le estoy tomando el pelo. Además de la aplastante respuesta afirmativa, en mi cocinado estado de opinión, les inquiriria por su consideración con respecto a quien lo legalizó. Me imagino que la respuesta también sería muy positiva y hasta alguno propondría que se le pusiera una estatua y un homenaje en las grandes localidades playeras por su contribución al desarrollo de la gran industria nacional. Pero..

Desenterrar a Franco: Capítulo que podríamos denominar esquizofrénico

Javier Garcia Isac. Cuando todo un parlamento está más preocupado en abrir tumbas, remover cadáveres y en sucesos pasados hace más de 80 años, que en el paro, la corrupción, la soberanía, la falta de liquidez del estado, el terrorismo islámico, la educación o el permanente desafío secesionista, es que esta todavía más enfermo de lo que podríamos llegar a pensar o imaginar.

 

 

ha contado con el apoyo de Podemos y Ciudadanos frente a la abstención del PP y ERC

Sólo una diputada del PP, que se equivoca, vota en contra del traslado de Franco del Valle

Y fue por un fallo en la votación. A pesar que así lo quiso el rey Juan Carlos. El Congreso ha aprobado por 198 votos a favor frente a 140 abstenciones y sólo uno en contra (una diputada del PP, Celia Alberto, que se equivocó), instar al Gobierno a que proceda a la exhumación de los restos del dictador Francisco Franco y su retirada del Valle de los Caídos, así como la reubicación de los de José Antonio Primo de Rivera en un lugar "no preeminente" de la basílica.

Albert Rivera, centrista y moderado, se suma a los asalta tumbas y quiere sacar los restos de Franco del Valle de los Caídos

Francisco Torres García. Hace unos días, participaba en un programa sobre la mal llamada “Ley de Memoria Histórica” en el que también estaba el representante de Ciudadanos Jordi Cañas. Vino a sostener que, como la ley estaba en vigor y el Partido Popular no solo no la había derogado sino ni tan siquiera modificado en aquellos puntos con los que mostró su disonancia, no quedaba más que cumplirla. De sobra es conocida la afición de Ciudadanos a pedir el cumplimiento de la ley, porque este es un país en el que no se cumplen las leyes con el ejemplo clamoroso de lo que sucede en Cataluña como estandarte. Lo que traducido significa que Ciudadanos es partidario tanto de aplicar la sectaria en su redacción y más sectaria en su aplicación “Ley de Memoria Histórica” como de no cambiarla.

conclusiones evidentemente desacertadas, sin pruebas que las avalen, oportunistas y recurriendo al infame tópico

Imma Monsó habla, desde la ignorancia, del franquismo

Miguel Massanet bosch. Resulta alarmante que, alguien de las nuevas generaciones, como la señora Monsó, saque conclusiones evidentemente desacertadas, sin pruebas que las avalen, oportunistas y recurriendo al infame tópico de que todo lo que tuvo lugar en los años del franquismo era malo, criticable, corrupto, perjudicial para los trabajadores o criminal.

ante el falleciimento de utrera molina

Llegará un día

Tomás Salas. Llegará un día (creo que no cercano; los que sobrepasamos la cincuentena no lo conoceremos) en que se podrá hablar de la época franquista (1939-1975) como de lo que realmente es: un periodo de la Historia de España. Como hablamos de las guerras carlistas, del descubrimiento de América o de la I República. Todavía esa perspectiva resulta improbable y casi imposible. Las vivencias y recuerdos son tan hondos y personales, que cualquier rememoración escuece como unas gotas de limón sobre una herida. Si, en cierta medida, estas heridas habían cicatrizado, en los últimos años parece que hay un sector de la sociedad española empeñado en reabrirlas.

Wikipedia accede a bloquear a usuarios que nutrían la página “wiki” que trata sobre la Fundación Nacional Francisco Franco

Wikipedia, acusada por la Fundación Franco de vulnerar el artículo 14 de la Constitución

La Fundación Nacional Francisco Franco (FNFF), institución privada española acogida a la regulación de Fundaciones y sin ánimo de lucro, ha sido privada, según sus responsables, de poder acceder, modificar y nutrir información en la página de Wikipedia dedicada a la citada Fundación. Wikipedia ha accedido a bloquear a los colaboradores de la citada Fundación cuando han querido incorporar más información, especialmente aquella que alude a la Ley de Transparencia y que tiene que ver con las subvenciones recibidas.

Así se subvierte el espíritu de la Constitución.

Franco, las fallas y la discriminación ideológica impulsada por la izquierda valenciana

Francisco Torres García. Quizás fuera conveniente comenzar recordando que si hoy Valencia es una ciudad moderna, que ha podido saltar por encima del obstáculo que fue el río, es merced a una gigantesca obra de ingeniería hidráulica que permitió cambiar el curso del Turia desde Cuart de Poblet hasta su desembocadura -unos 11 kilómetros-, acabando así con el peligro de las recurrentes riadas, avenidas y crecidas del río e incluso abrir espacios para el asentamiento agrícola: el Plan Sur de Valencia. Una magna obra realizada por decisión de Franco, como reconoce el geógrafo Vicenç Roselló, tras la catastrófica riada, “la riada”, de octubre de 1957 (el Consejo de Ministros lo aprobó en julio de 1958), que abrió la posibilidad de hacer la Gran Valencia.