Home

Diario YA


 

“La fórmula sagrada del positivismo: el amor como principio, el orden como fundamento y el progreso como meta” Auguste Compte

Es urgente retornar a la prosperidad y el orden pre-sanchista

Miguel Massanet Bosch. En este totum revolutum que nos ha tocado vivir en el que parece que, en España, todo anda desquiciado, que no hay el más mínimo entendimiento entre los políticos que, incluso, dentro de cada formación, de izquierdas y derechas, se echan los trastos a la cabeza los unos con los otros en su afán de destacarse, de conseguir posicionarse mejor o de descabalgar al oponente para reforzar su propia posición, con la particularidad de que, las bases, los ciudadanos de a pie, están empezando a impacientarse ante semejante estado de cosas que, pese a la euforia de nuestros ministros y presidente del Gobierno, no parece que se estén dando ninguna de las señales económicas, sociales, financieras o políticas que puedan confirmar de alguna manera de que España ha iniciado su recuperación

no sabemos cuáles fueron las deliberaciones del Consejo de Ministros urgente convocado por Pedro Sánchez ad hoc

UNA PIFIA Y MUCHAS POSVERDADES

MANUEL PARRA CELAYA  El esperpento o vodevil de los ocho encapuchados, la víctima y el Señor ministro del Interior llenó, por lo menos, dos amplias portadas de los telediarios en sendos días, sumiendo a la población en una especie de congoja atormentada y culpabilizadora. A estas alturas, no sabemos cuáles fueron las deliberaciones del Consejo de Ministros urgente convocado por Pedro Sánchez ad hoc, especialmente cuando estalló la verdad sobre todas las cabezas implicadas en el ridículo. Aparentemente, no pasó nada: los colectivos LGTBI prosiguieron con sus manifestaciones de protesta y los señores Marlaska y Sánchez vinieron a decir aquello de “bueno, esta vez no fue una realidad, pero otras veces lo ha sido y será”, prosiguiendo, tan ternes, la campaña propagandística iniciada. Como tantas veces. Ya sabemos que, poco a poco, el silencio de los medios informativos será el bálsamo habitual para los (pocos) ciudadanos que han advertido lo falaz de la representación por parte de los actores principales del elenco habitual.

Las dos imágenes, la de la alpargata y la de la dignidad del embajador, son un buen reflejo de nuestra sociedad

Sánchez en alpargata; el embajador cesado en su puesto

Luis Losada Pescador. La desidia de Sánchez por la cosa pública, el interés general y el bien común se ha convertido ya en seña de identidad de su gobierno. ¿Que hay una crisis internacional? Seguimos en la hamaca. ¿Qué todos los presidentes de nuestro entorno han comparecido ya? Espero unos días y me hago una foto en alpargatas. Vergüenza. La imagen de Sánchez contrasta con la de nuestro embajador en Kabul, Gabriel Ferrer, un señor. Había sido cesado por Sánchez un día antes de irse el presidente de vacaciones. Aún así, cesado, ha tenido que gestionar la crisis y se ha quedado hasta que el último repatriado ha subido al avión de nuestras Fuerzas Armadas. Dirán que era su obligación. Pero podía haber alegado que estaba cesado. Y en todo caso, el cumplimiento del deber se ha convertido en tal excepción que provoca aplauso. Fíjense en los incumplimientos constantes y reiterados de los deberes presidenciales por parte de Pedro Sánchez.

“Los intelectuales resuelven problemas. Los genios los previenen.” Albert Einstein.

El Gobierno sigue hiper endeudándose contratando 30. 445 nuevos funcionarios

Miguel Massanet Bosch. La megalo-burocracia de los grandes países mastodónticos, dirigidos por partidos comunistas, ya se puede considerar como un clásico en la historia de quienes han intentado y conseguido implantar regímenes autoritarios en países muy poblados y que, por tanto, requieren disponer de una policía muy bien organizada, unos servicios de información perfectamente dotados y un número muy elevado de personas que, de alguna manera, vivan a costa del partido o de sus órganos de gobierno encargados del desarrollo económico, de la seguridad, de la enseñanza, de la propaganda, de la defensa y de las relaciones internacionales.

Cambia todo para que todo siga igual. Renueva para impulsar, desconociendo -o no- que el problema es él

El ‘gatopardo’ de Sánchez

Luis Losada Pescador. La paradoja del ‘gatopardismo’ expresada por Giuseppe Tomasi di Lampedusa es que es necesario que todo cambie para que todo siga igual. Esa es la estrategia seguida por Sánchez: cambiar todo su gabinete para que todo siga igual. Porque el todo es él. Y el problema es él. ¿En qué consiste el maquillaje? Primero, mantener intactos a los ministros de Podemos. Negociar con Yolanda Díaz un cambio de carteras era un riesgo doble: por una parte, filtración casi segura de esos socios tan ‘leales’... Por otra, abrir una caja de Pandora que hubiera devenido en una segura ‘guerra civil’ una vez que el ‘macho alfa’ se ha cortado la coleta.

Al hachazo en Sucesiones y Donaciones se suma el hachazo a los planes de pensiones y el hachazo eléctrico

Hachazo Sánchez

Luis Losada Pescador. Los presupuestos de Sánchez son los presupuestos de la ilusión y la ensoñación. El ‘cambiacolchones’ está acostumbrado a creer que sus sueños son reales y pretende que el resto compartamos su utopía. Veremos si Bruselas bendice un papel que lo aguanta todo menos el realismo de la euroburocracia. Porque resulta que con una recuperación enfriada por el FMI el crecimiento de la recaudación va a ser espectacular. Y como vamos a recaudar mucho más podemos gastar mucho más sin incrementar sustancialmente el déficit y la deuda. ¿Habrá subida de impuestos? Sí, por supuesto. Primero: catastrazo que afecta al impuesto de Patrimonio y a Sucesiones y Donaciones. Aparentemente es una reforma técnica. Y además, sólo afecta a las rentas más altas que tributan Patrimonio. Pero también afecta a Sucesiones y Donaciones. Es decir, el impuesto a la muerte.

El equipo femenino de Sánchez, de fracaso en fracaso

Miguel Massanet Bosch. Este feminismo radical y ensoberbecido que estamos padeciendo en España, que se ha alejado de sus justas reivindicaciones en cuanto a la igualdad de oportunidades y trato que se les deben dar, por justicia, a las mujeres; para convertirse en algo parecido a un partido político de clara tendencia izquierdista, con ramalazos totalitarios y excesos verbales que las sitúan, en ocasiones, al borde de la idiocia y una reacción de repulsa hacia todo lo que está relacionado con el sexo contrario que ni es justa, ni tiene otro fundamento que un rencor absurdo

“Convertid un árbol en leña y arderá para vosotros, pero no producirá flores ni frutos para vuestros hijos.” Rabindranath Tagore

Señor Sánchez, no se gobierna con promesas, sino con hechos

Miguel Massanet Bosch.
Gobernar no es hacer promesas, descalificar a anteriores gobiernos, acusar de todo lo que no resulta bien a la oposición, mentir, engañar, calumniar, atacar sin misericordia a aquellos que prefieren otro tipo de gobierno o cargar contra quienes critican las actuaciones del ejecutivo y acusarlos de ser desleales, antipatriotas, promulgar leyes de censura y procurar distraer la atención de la ciudadanía resucitando dramas del pasado, acusando al franquismo de errores actuales o pretendiendo ocultar la realidad escribiendo una nueva historia adaptada a los intereses de aquellos que la reescriben.

El Tribunal Constitucional declara la inconstitucionalidad del Estado de Alarma de Pedro Sánchez; choque de trenes entre el Ejecutivo y el Judicial

Alarma inconstitucional

Luis Losada Pescador. Varapalo del Tribunal Constitucional al gobierno de Pedro Sánchez: el Estado de Alarma fue inconstitucional porque los derechos fundamentales fueron suspendidos de manera generalizada. Una medida tan drástica habría requerido el Estado de Excepción. Por lo tanto, todas las multas y sanciones impuestas por saltarse el Estado de Alarma son ilegales y por tanto nulas. En un estado normal, que la Justicia le diga al gobierno que su acto de restricción de derechos y libertades fundamentales fue ilegal debería llevar a la dimisión. Pero el ‘cambia-colchones’ sigue durmiendo a pierna suelta, sobre todo desde la salida de Pablo Iglesias. Eso sí, está escocido y ha dado orden de acosar al Alto Tribunal.

¿Lo útil, práctico, lo que mejor convenga o lo de interés para el Gobierno, por encima de la Ley, de la Constitución y del Estado de derecho?

La traición, perfectamente urdida por Sánchez contra España, se consuma

Luego, ¿qué garantía va a tener el actual Gobierno de qué dándoles los indultos, el clima con Cataluña va a mejorar? ¿Quién puede asegurar que, al mes, al medio año o al mismo año que viene, no se vayan a producir otros incidentes, manifestaciones, actos de sabotaje o chantajes y amenazas por parte de los grupos, al frente de los cuales tenemos a señores como Sánchez (el catalán) o Cuixart?