Home

Diario YA

" ¡ Doquier traición, y cobardía, y engaño ! "

Daniel Ponce Alegre.  En vísperas de la Gran Guerra, ningún gobierno de Europa defendió tanto la paz como el Gobierno de San Petersburgo. En noviembre de 1921, en Washington, en la Conferencia sobre Armas marítimas, el entonces Presidente de los EE.UU. dijo: " La propuesta de limitar los armamentos por acuerdo entre las potencias no es nueva. En este caso vale recordar las nobles aspiraciones expuestas 23 años atrás en el Rescripto Imperial de Su Majestad el Emperador de todas las Rusias ".

La historia se repite... " ¡ Doquier traición, y cobardía, y engaño ! ", no es un simple reproche del Zar San Nicolás II lanzado a sus contemporáneos europeos, en su dolor por ellos, " porque no saben lo que hacen ", y lo que se les avecina ( como así fue no sólo en las décadas posteriores en toda Europa sino aún después hasta casi finales de siglo en el caso concreto de Rusia ). Cuando se disipó el tufo ponzoñoso de la repugnante propaganda soviética revolucionaria ( que no ha cambiado a pesar de los años y las procedencias geográficas ), después de los ultrajes y escupidas de la historiografía comunista a la Santa Familia del Zar, cuando se abrieron los archivos del KGB y del PCUS ( interesantísimos para conocer la Historia de Europa y lo que es realmente el Comunismo ), cuando el pueblo de Rusia fue libre para comprender sensatamente la tragedia del asesinato del Zar y de su familia, entonces, oímos de las pantallas de los televisores y de la boca de historiadores de mala fe y mercenarios: " La Emperatriz Katerina fue una estúpida ", y otro dijo: " No soy yo de aquellos que consideran a Nicolás II un hombre de férrea voluntad ".

A mi juicio, esa gente no puede " no saber ", simplemente no quiere saber. Así sucede, aún hoy, con algunos llamados " analistas de Estudios Estratégicos e Internacionales que usando la misma propaganda antisoviética ( que en la actualidad que ha convertido realmente en propaganda al más puro estilo soviético por el uso de las más radicales operaciones psicológicas en la comunicación de la información periodística ), pretenden dañar al legítimo Gobierno de Rusia y de su Presidente Vladimir V. Putin, y de su política de defensa de los ciudadanos rusos, allí donde estén, de los principios de la ortodoxia cristiana y de una acción diplomática como contrapeso a la versión oficial de la ONU, que emana de los actuales Gobiernos de EE.UU, y de UK. En vísperas de la Gran Guerra, ningún gobierno de Europa defendió tanto la paz, como he mencionado. El propio Zar Nicolás II se dirigió al mundo con la exhortación de convocar una Conferencia Internacional para poner coto al auge de los armamentos y elaborar mecanismos de prevención de las guerras en el futuro.

El mundo se asombró de que esta noticia no viniera de un país débil e indefenso sino del Imperio ruso. Todas las grandes potencias desecharon esa propuesta. El Káiser Guillermo II dijo: " En mi práctica, también en adelante seguiré confiando sólo en Dios, y en mi espada afilada ". Inglaterra, con la mejor flota del mundo en aquel momento, se negó a cualquier reducción. Japón, que tramaba sus planes en Extremo Oriente, ignoró la nota rusa. En 1899, bajo la Presidencia del Embajador de Rusia en Londres, tuvo lugar la Conferencia de Paz de la Haya, en la que se aprobaron las condiciones de manutención de los prisioneros, con un muy pronunciado espíritu cristiano, la prohibición de l uso de gases venenosos y balas explosivas, la Institución del Tribunal Internacional de la Haya, hasta ahora vigente, etc...

¿ Son estos logros la prueba de un " Zar débil y tonto " como dicen algunos historiadores ?, ¿ No demuestran más bien una pronunciada clarividencia, bondad y santidad ?. Estas Ideas, se plasmaron con mayores frutos en la creación de la Liga de Naciones Unidas, imitando otras Ligas que a lo largo de la Historia de la Humanidad han sido muy fructíferas como La Liga Panhelénica contra los salvajes persas, La Liga Etrusca contra los bárbaros celtas, y la más fructífera de todas la Liga conocida como Cristiandad. Tras esa Liga de Naciones vino la ONU que por el abandono de esos principios y por la ausencia de criterios de selección para pertenecer a ese " Club " ha degenerado en lo que actualmente es, un nido de sátrapas y de señores de la guerra, sin una defensa clara de los principios cristianos en los que se basa la defensa de la vida, la libertad y la fe. Como conclusión decir: "

El cristianismo, como amor celestial, realza el alma de la persona. Dios sabe lo que para nosotros es mejor. La influencia de las buenas mujeres es la fuerza más grande después de la piedad de Dios que forja a los hombres buenos ". Estas palabras fueron dichas por la Emperatriz Santa Katerina, poco antes de ser asesinada por las ordas comunistas soviéticas. Esta es la Rusia que ha resurgido, y no la soviética, aunque algunos " analistas " se empeñen en lo contrario, yendo con ello contra lo poco cristiano que queda en Europa junto a Hungría, Polonia, Eslovenia y poco más, y poniéndose del lado de la Ideología de Género y al Nuevo Orden Mundial, es decir junto a Babilonia, a la " Torre hasta el Cielo ", y en definitiva del lado de Satanás. Nosotros, desde este Diario, decimos: " Ven Señor Jesús, pronto. Amén ".

Etiquetas:Daniel Ponce