Home

Diario YA


 

¿Cómo afectan los movimientos políticos de Estados Unidos a las finanzas y al comercio español?

Es tiempo de elecciones en EE.UU., y esto puede suponer todo un terremoto bursátil en los mercados europeos. El Ibex 35 no es una excepción. ¿Tendrá el periodo electoral un impacto significativo en los índices españoles?

Volatilidad. Esa es la primera palabra que viene a la cabeza de inversores y traders a medida que asoman en el horizonte las presenciales americanas. Como primera potencia mundial, la influencia de los movimientos socio-políticos estadounidenses traspasa fronteras y tiene un impacto notable tanto en su economía como en el resto de mercados mundiales.

Las elecciones son un periodo convulso en cualquier país, pero suelen serlo, aún más si cabe, en un país tan de extremos como es el norteamericano. Esto hace que la economía se mueva más que de costumbre, y que los índices asociados a la misma se vean afectados por la incertidumbre que rodea a dichos periodos. En un año tan inusual como el que está viviendo el país de Trump, en el que los efectos del Coronavirus han hecho estragos en muchos sectores y la tensión racial ha creado una polarización social desconocida en las últimas décadas, los efectos del resultado electoral pueden tener un impacto más significativo que de costumbre tanto en los índices americanos, como, por extensión, en los de sus socios comerciales europeos. Podría ser, por tanto, un periodo dinámico interesante para los inversores que quieran maximizar el poder de su capital por medio del apalancamiento.

En cuanto a cómo afectará el periodo electoral y la eventual elección de uno u otro candidato, hay que decir que la respuesta dependerá, tanto del sector concreto del que hablemos, como de si se produce o no el relevo electoral (con las consecuencias correspondientes en materia de política económica y fiscal que traiga aparejadas). Existen ciertas expectativas generales o tendencias pasadas, como la que muestra que los mercados suelen tener una respuesta más favorable a la estabilidad y a la confianza que deriva de una reelección presidencial; o la que teoriza sobre que los gobiernos tienden a aplicar medidas de política económica menos populares durante los primeros años de mandato; pero, al fin y al cabo, el comportamiento bursátil depende de muchos y diversos factores, entre los cuales las elecciones presidenciales solo es uno más. Entender las tendencias pasadas, puede, a pesar de ello, arrojar luz sobre cómo se comportará el mercado estadounidense en periodo electoral y cómo eso podría reflejarse en otros mercados, como por ejemplo el español. Esto, unido a los enfoques políticos que, previsiblemente, aplicarían ambos candidatos, puede completar la predicción de cómo una eventual reelección de Trump, o una irrupción en el poder del candidato demócrata, afectaría a los diferentes sectores.

Así las cosas, el sector energético español (con empresas como Repsol, con una alta exposición al mercado americano), se ha visto beneficiado últimamente por el levantamiento de las restricciones a las energías fósiles y podría seguir haciéndolo en caso de victoria republicana. Algo similar podría ocurrir en el sector de las infraestructuras, y también en el de banca, que se seguirían beneficiando de los impulsos a la inversión y las políticas fiscales que ahora disfrutan. Por su parte, empresas que apuesta por las energías renovables, como Iberdrola o Acciona, podría optar a ventajas en caso de victoria demócrata. El sector textil y el de la alimentación también se decantarían, en principio, por la victoria de Biden, con la esperanza de que el candidato demócrata ponga fin a la política arancelaria del último periodo republicano.