Principal

Diario YA

 

 

¿Conoces todas las ventajas fiscales de los fondos de inversión?

La mayoría de la gente ha oído alguna vez el término fondo de inversión, sin embargo, todos aquellos que no tengan gran interés o no estén familiarizados con conceptos económicos, no serán capaces de explicar qué es; y por tanto, desconocen también cuáles son las ventajas y beneficios, así como los riesgos que pueden ocasionar. Tampoco las consecuencias de invertir en este tipo de producto.

Un fondo de inversión es un patrimonio perteneciente a unos inversores, los cuales son los llamados partícipes, ya que lo más común es que los fondos de inversión representen dichas inversiones bajo una fórmula de participaciones sobre el total del fondo de inversión. Dicho patrimonio es invertido por una gestora, que a partir de ese momento, decide dentro de una política de inversiones prefijada qué y cómo se venderá, ya sea en: acciones, renta fija, inmuebles, divisas u otros fondos. Los activos financieros de dicho patrimonio estarán custodiados en una sociedad depositaria, esta puede ser una entidad bancaria y es, de hecho, lo más aconsejable ya que de esta forma todo el proceso estará rodeado de grandes expertos.

Algunas de las ventajas de los fondos de inversión son, entre otras, la diversificación que permiten desde la primera aportación. Por otro lado, la seguridad, pues el partícipe es propietario en todo momento de sus participaciones, por lo que en ningún caso se vería afectado si la gestora o el depositario quebraran. Al ser un instrumento colectivo permite que los ahorradores tengan un poder de negociación, y alcancen una diversificación mayor al que tendrían individualmente. El fondo de inversión alcanza su máxima eficiencia a partir de los 3 años, por lo que están considerados como un elemento de ahorro a medio plazo.

Una de sus grandes ventajas es su bajo umbral para la realización de la inversión, es decir, los partícipes obtienen la misma rentabilidad con una elevada inversión que con una pequeña. Por otro lado, como el patrimonio está gestionado por un especialista en los mercados financieros, es seguro que obtendrá mayor rentabilidad en las inversiones realizadas que un profano. Además hay que tener en cuenta la fiscalidad, los fondos de inversión tienen una fiscalidad muy ventajosa, partiendo de la base de que los rendimientos obtenidos no tienen repercusión fiscal hasta que no se reembolsa parte o la totalidad de la inversión; a la vez que, al tributar como rendimientos patrimoniales, se permite la compensación de plusvalías con minusvalías.

Actualmente los fondos de inversión son quizá la institución de inversión colectiva más popular y utilizada a nivel global, ya que en general son altamente líquidos y permiten recuperar la inversión rápidamente. Para elegir el fondo más adecuado para cada persona, sus particularidades o sus necesidades, es aconsejable seguir algunas pautas. La primera es tomar como referencia la rentabilidad obtenida en los últimos tres o cinco años. Por otro lado, fijarnos en la gestora del fondo de inversión. Si la entidad ha obtenido rentabilidades medias en todos sus fondos, puede decirse que hay una garantía de profesionalidad.