Home

Diario YA


 

Hasta las vascas, gallegas y catalanas no hay movimiento. Después todo dependerá de los presupuestos y de Podemos

¿Durará el sanchismo?

Luis Losada Pescador

La gran duda en todos los cenáculos es si habrá o no sanchismo para rato. De momento, todo está parado a la espera de las gallegas y vascas y las posteriores catalanas. ERC aspira a gobernar en Cataluña. Requerirá el apoyo de Sánchez y el presidente se lo dará: aplaudirá la excarcelación del golpista Junqueras y se hará la foto de la Mesa de la vergüenza. Todo sea por la gobernabilidad… Modo IroníaON.

El principal escollo son los presupuestos. Hacienda dice que Sánchez trabaja para tenerlos antes de verano. Un tío en América… Si logra aprobar las cuentas del 2021 en plazo será un exitazo. Si no, ‘Houston, tenemos un problema’. En primer lugar, de imagen, porque gobernar con los presupuestos prorrogados de Montoro-Rajoy queda feo. Pero es que además, le impide repartir el dinero púbico a su antojo.

Si pasara el filtro de ERC, deberá pasar dos filtros más: el de Podemos y el de Bruselas. Podemos exige renta básica universal y eso cuesta dinero. Bruselas exige cierta consistencia de los gastos con los ingresos. La ingeniería contable no es bien vista por los eurócratas. Ya se empieza a deslizar la posibilidad de subir el IVA. Todavía más. La puntilla.

Pero además del parné hay otros temas que tensan las relaciones internas del Ejecutivo de coalición. Que el gobierno anunciase el endurecimiento del derecho de asilo, el incremento en la altura de la valla de Ceuta y Melilla y el acatamiento de la sentencia de Estrasburgo avalando las devoluciones en caliente no ha sentado bien a los de Iglesias.

También hay enfrentamiento por la radicalización en la postura sobre Venezuela. No es que Sánchez sea Felipe González, pero su deriva chavista huele a ‘podemización’. Le negó información a Portugal de que la ‘vice’ sobrevolaba su espacio aéreo. Y presionó a Francia y Alemania para que rebajaran la visita de Guaidó. ¿A qué viene tanto oxígeno a una ‘narcodictadura’? Ni Europa, ni el grupo de Lima ni Estados Unidos entienden nada. Y si Estados Unidos no entiende además de elevar los aranceles apaga la luz de la colaboración informativa y nos regala un palito blanco…

Podemos también pide despenalizar los piquetes informativos: aspiran a la impunidad de la extorsión laboral. Y también presionan por el “sólo sí es sí”, la nueva ley de libertad sexual que podrían lograr el 8 de marzo, en su gran acto callejero a mayor gloria de Irene Montero. Probablemente compense los sinsabores. De momento. El equilibrio inestable parece la norma.

El anzuelo del pescador

¿Eutanasia al alzheimer? La nueva ley de eutanasia podría incluir a los enfermos de alzheimer. Adiós a la investigación y a los centros especializados en su tratamiento. Revisen su memoria…

¿España suma? El proyecto de España suma está cada vez más en el aire. Feijóo logró fajarse de un Ciudadanos que no sumaba. Ahora Alfonso Alonso se queja de haberse enterado por la prensa de que Teodoro ofreció a Arrimadas el segundo puesto en las listas de Vizcaya y Álava. Mucho para quien tampoco suma. “Es inasumible”, dice Alonso. Y en Cataluña, el PP también se revuelve. El proyecto parece encallar.

La Fiscal sin abuelas. Dolores Delgado no tiene abuelas. Dice que su paso por Justicia es un valor para su actual cargo de Fiscal General del Estado. Más bien es un pasivo: tendrá que inhibirse en todos los grandes temas