Home

Diario YA

las maldiciones que genera profanar a los muertos

¿El que apoya a un profanador es profanador igualmente?

La Lupa.

Esa es la pregunta que empieza a circular por diferentes sectores y medios sociales ante el atropello que se va a realizar con el anterior jefe de Estado Francisco Franco. Si voto a un profanador de tumbas, me convierto en colaborador de ese profanador.

Es conocido que ya desde la antigüedad se considera que a los muertos hay que dejarlos dónde están y no jugar ellos ni con sus restos ni con su espíritu. Por ello a lo largo de la historia de la humanidad no se encuentran prácticamente casos en los que un ejército vencedor haya humillado los restos del General vencido. En este caso el ejército vencido pretende humillar al vencedor, décadas después.

La savia tradición del pueblo llano cree que es mejor no jugar con estas cosas de los muertos. El propio pueblo llano español en Vascongadas o en Andalucía (si, de voto de izquierdas) tiene las creencias muy claras: a los muertos ni se le toca no vaya a ser que de pié a algun extraña maldición.

Quizás desde Tutankamón nadie se haya atrevido... hasta Pedro Sánchez. Veremos sus consecuencias.