Home

Diario YA

¿Es justo que las estrellas del deporte realicen apuestas?

Ante el escándalo que involucra a la estrella del Liverpool, Daniel Sturridge, de haber roto las reglas sobre apuestas deportivas, se desata la polémica.

Muchos seguidores del fútbol inyectan más emoción a los partidos en los que participan sus equipos favoritos, al realizar apuestas. En internet se puede encontrar una gran variedad de plataformas que ofrecen un abanico de posibilidades para apostar antes o durante los partidos, para encontrar alguno de estos sitios web, tan solo basta con hacer una breve búsqueda o leer las noticias a diario sobre cómo la fanaticada expresa el apoyo a sus equipos de esta manera.

Sin embargo, esta semana los medios de comunicación dedicados al deporte no paran de comentar sobre la acusación de la Federación Inglesa de fútbol (FA) hecha al delantero del Liverpool, Daniel Sturridge, por haber filtrado información confidencial a principios de este año para beneficiar apuestas deportivas.

Según lo especifica la ley, Sturridge ha quebrantado el artículo E81B que expresamente prohíbe compartir información sin que haya sido autorizada previamente, y también se le acusa al delantero de violar el artículo E81A en el que se detalla que “un participante en un evento no deben apostar, ni directa ni indirectamente, ni persuadir a alguien para que lo haga sobre el transcurso o resultado de cualquier evento conectado con un partido de fútbol o una competición.”

Aunque el deportista ha negado tales acusaciones, tiene hasta el 20 de noviembre para poder responder y presentar pruebas de lo contrario. Las consecuencias inmediatas podrían ser confirmadas luego de que se llegue a una decisión por parte de la organización, pero por lo pronto, la imagen del jugador está siendo afectada.

No obstante, ante este escándalo, hay otras reflexiones que valen la pena compartir: ¿es un jugador más valioso por su talento o por sus acciones? En un medio donde cualquier tipo de información puede jugar en contra y en el que todo puede ser muy relativo, ¿hasta qué punto las penalidades son realmente justas?, ¿estaría Sturridge siendo acusado injustamente?