Home

Diario YA


 

NO ES ARTE TODO LO QUE LUCE - CUIDADO CON EL HERMANO PEQUEÑO

¿Ferias de arte? Cuando arreglemos todo lo demás (2ª parte)

Jorge Llopis Planas. Perito Judicial y Tasador de Arte y Antigüedades. Un Domingo por la mañana, no es el mejor día desde luego, y sobretodo si es el día de clausura, pero mi parte que no quede. Como cada año una grata sorpresa y como cada año mejorando poquito a poco.

Esta no va a ser una crónica o un reportaje. Es mi opinión personal de la edición  de este año de ARTMADRID. Vaya por delante que no creo que guste mucho a los organizadores de ARTMADRID, ya que las comparaciones hacen puñetera gracia, pero repito, es lo que lo pienso. Ya les dije que yo no rindo pleitesía, ni formo parte del stablisment gafapasta.

Me permito adjuntar parte de su programa: ”Art Madrid plantea un modelo de feria multidisciplinar en la que participan alrededor de 50 galerías que trabajan con pintura, escultura, obra gráfica, fotografía y vídeo-arte desde el siglo XX en adelante. Art Madrid se reafirma este año como una feria realista, dinámica, abarcable y humana, por ello propone un programa de actividades paralelo a la feria y sigue apostando por las sinergias y colaboraciones con diversas instituciones y agente culturales”. Muy, muy cierto

“La décima edición de la Feria de Arte Contemporáneo Art Madrid’15 ha tenido lugar del 25 de febrero al 1 de marzo en la Galería de Cristal de CentroCentro Cibeles. Ha reunido galerías de arte contemporáneo, emergente y una selección de Vanguardias Históricas. La Galería de Cristal de CentroCentro Cibeles, en un espacio muy atractivo y moderno en pleno centro cultural de Madrid”. Cierto, pero con sus inconvenientes: Mucho calor.

La opinión generalizada de los visitantes era: “más cómoda y agradable que ARCO”. Como les decía en mi anterior artículo, reconozco que no fui hasta el Campo de las Naciones, pero simplemente esta accesibilidad es una evidencia. Supongo que otros espacios de la capital como el Palacio de Congreso o el infrautilizado espacio “Matadero Madrid” no son suficientemente grandes. Algún funcionario argumentará que IFEMA es el más oportuno o que los otros dos mencionados (y sólo he mencionado dos) tienen una programación, pero tratándose de la gran Feria Internacional del Arte, me parece que a lo mejor se deberían replantear un poquito la forma de “programar”, pero claro, como decía son “funcionarios” no técnicos y como siempre ahí radica la diferencia. Como en toda la gestión cultural de la Villa y Corte.

No nos engañemos. ARTMADRID surge lógicamente, entre otros,  ante la desproporción económica que supone el alquiler de un stand en IFEMA para los profesionales de un sector que ha sido uno de los más afectados en los Años Negros. No entiendo donde están las ayudas a la promoción sectorial y ya les adelanto que las galerías que estaban representadas en ARTMADRID en este año son de primer orden y de todo el territorio español. Incluso había representación internacional. Como imaginarán el mangoneo y mamoneo también campa por las artes.

ARTMADRID como ARCO son ferias para vender. Hasta aquí todos de acuerdo. Ambas tienen su Sección Informativa, es decir actividades paralelas y es aquí donde la Feria de Juana, posiblemente tenga más potencia de fuego, ya que tiene más presupuesto y encima tira de apoyos institucionales e internacionales. Me parece más honesto vender. Vender piezas de autores emergentes (que es la mejor promoción) y la de consagrados. A precios de galería y sin estridencias. Sin estridencias estriles. Como les decía. Al final ya veremos quien ha vendido más. Si la grande o el hermano pequeño (advierto que los pequeños de la familia solemos ser más resabiados y aprendemos de los errores y arrogancia de nuestros hermanos mayores).

¿Cómo “respiraban” los expositores?. En muchos años les he visto contentos ¿Ventas o afluencia? Creo por las dos. Las galerías han hecho su trabajo. En mi opinión han apostado por agilizar las ventas con piezas y autores reconocibles y emergentes válidos.

¿Cuál es modelo ideal? Para gustos y nunca mejor dicho, los colores. Ahora bien, si me van leyendo, verán que soy muy critico y pesimista con esto del coleccionismo patrio, pero ayer vi coleccionistas, no se sin con minúsculas o mayúsculas, pero percibí que el visitante estaba por la labor ¿Obras menores?: Las que el mercado español compra, no nos engañemos, que todavía estamos como aquel perito remojado ¿Majaderos y VIPS a la española?, pocos. Alguno despistado si que sufrí, pero del tipo de aquellos de los que hablé en mi anterior articulo supongo que también los hubo el primer día aunque no descarto que teniendo en cuenta el carácter de los expositores tuvieron  un petardeo/postureo comedido . Por cierto Nome fije si había plafón para PhotoCall.

Creo que esto de las grandes Ferias de Arte es una cuestión de proporcionalidad. Me gustaría mucho que España tuviera la gran feria de Arte internacional, por supuesto que si, pero me parece que el “tiempo no acompaña” desde hace mucho tiempo (porque talento sobra en este país, partiendo del principio de “muchos son los llamados y pocos los escogidos” o de la eterna discusión “¿arte o cultura de masas?”).  No me refiero a crisis pasadas o futuras. No me refiero a la especulación que es inherente a cualquier bien valioso (sea mueble o inmueble). Me refiero a políticas de mecenazgo reales y adaptadas a todo el mundo; Me refiero a que el propietario de arte no se sienta permanentemente atemorizado por la Bestia Negra en sus múltiples encarnaciones, ya sea con IVA, ya sea con impuestos patrimoniales, ya sea con el de  sucesiones y que lo único que consigue (la Bestia Negra) es que más que sector esto sea un cambalache perpetuo; Me refiero a que si el arte debe ser tratado como un recurso natural del país se deben garantizar profesionalmente el rigor los agentes que forman parte de este sector, en el que por ejemplo (y me perdonarán que barra para casa) mi profesión de Perito Tasador sea oficial y regulada e incluso si es necesario de ámbito estatal; Me refiero a que las instituciones deben contar con técnicos y recursos que gestionen, organicen y promocionen de forma objetiva e independiente colecciones y patrimonio, es decir como Técnicos y no con el colega más torpe del partido de turno o  colocando a la/el amante pasada, presente o futura.

La lista es interminable, y entonces la terminaría con tener una Feria Internacional de Arte de prestigio y referencia, no sólo en España, sino para Iberoamérica y de forma normalizada, no con acciones tipo “el país invitado es”. A ver si nos enteramos de una vez que esto de la “Ñ” va en serio.

Por cierto “Vasos de agua medio llenos” sólo los había en el espacio de Catering de ARTMADRID, que es como se llama ahora al bar de toda la vida

Jorge Llopis Planas
Perito Judicial y Tasador  de  Arte y Antigüedades
Connaisseur d'Art
www.arstasante.com
 

Etiquetas:culturaJorge Llopis