Home

Diario YA


 

¿Por qué y cuándo es momento de recurrir a un abogado con experiencia en separaciones y divorcios?

Una ruptura matrimonial es un paso definitivo, cuando se determina que el matrimonio no puede continuar, la pareja se enfrenta a una situación bastante fuerte, pero que puede ser suavizada si se procede con una separación pactada, ya que la ruptura será menos dolorosa, tanto sentimental como económicamente.
Aunque se intente todo, algunas relaciones están destinadas a no funcionar. Tan solo en España se estima que cada año se registra casi el mismo número de matrimonios que de divorcios. Y según las mismas estadísticas, el perfil de las personas que optan por disolver su matrimonio se encuentra entre los 40 y los 50 años, tras alrededor de 15 años de matrimonio.
Afrontar la ruptura del vínculo matrimonial no es nada sencillo, especialmente si no se lleva a un divorcio en buenos términos. Aunque, sin importar cuál haya sido el motivo que llevó a tomar esta decisión, lo más indicado será acudir a abogados separaciones en Madrid, ya que son especialistas que harán el proceso más sencillo, equitativo y menos doloroso.

¿Cuáles son las señales de que el divorcio se acerca?
El divorcio no es una decisión que se toma del día a la mañana, en realidad toma su tiempo, y en este proceso se muestran señales que indican que el matrimonio está próximo a acabar.

Discusiones
Según algunos estudios, más del 95% de las veces, la forma en la que se empieza también puede predecir la forma en la que va a terminar. Si una discusión empezó de forma negativa, acusando o con faltas de respeto, indica que va por muy mal camino.
El problema no es la discusión si no la forma en la que se discute; la crítica, el sarcasmo y las acusaciones son sinónimos de que ambos no están dispuestos a negociar y que la ruptura del matrimonio se acerca cada vez más.

Los ‘cuatro jinetes del apocalipsis’ del matrimonio
Después de las actitudes negativas, según el psicólogo John M. Gottman,’se presentan los cuatro jinetes del apocalipsis’, los cuales se presentan en el siguiente orden:

Crítica: todos tienen algo que les disgusta de su cónyuge, pero es preciso diferenciar una queja de una crítica. Una queja ataca una conducta, mientras que una crítica se refiere a su totalidad.
Menosprecio: la crítica con hostilidad añadida, suele venir acompañada de sarcasmo, insulto, burla y una mirada que lo dice todo. Se trata de una actitud que solo cava la propia tumba del matrimonio.
Actitud defensiva: cuando uno es atacado, contraataca para demostrar su inocencia o rebotar su culpa del problema.
La táctica del cerrojo: cuando ya no se están escuchando, no se hacen caso, se ignoran, no muestran interés, etcétera, en ese momento todo ha acabado.

¿Por qué acudir a un experto en divorcios?
Una vez se ha intentado todo para salvar el matrimonio, pero la pareja no responde a los esfuerzos de reconciliación, ésta es la última señal de que todo ha acabado. Y para poder superar la ruptura con mayor facilidad, lo más recomendable es ponerse en contacto con abogados expertos en divorcios lo antes posible para poder llevar los trámites y el proceso de la mejor manera.
Ante la disyuntiva del divorcio existen distintas áreas que se deben atender con premura, como las que resumimos a continuación.

División de propiedad
Cuanto mayor sea el número de propiedades que se posean junto a la pareja, este proceso se volverá aún más complicado.
Las personas siempre velan por sus intereses, pero con un abogado familiar experto en este tipo de situaciones, los bienes pueden dividirse de forma equitativa entre los cónyuges, es decir, se encargará de mediar para que los activos sean distribuidos de la manera más igualitaria posible.

Custodia de los hijos
Cuando hay niños presentes, suele ser un problema bastante complicado. Cuando los pequeños entran en el proceso, las cosas se suelen complicar un poco y es cuando empiezan a enconarse ambos.
Por ello es necesario contar con expertos en divorcios como Gil Lozano Abogados, uno de los mejores bufetes de abogados en Madrid en relación al Derecho matrimonial y familiar. Estos abogados te ayudarán a calmar las situaciones más tensas y se encargarán de luchar por tus derechos, protegiendo la tutela, reivindicando su custodia, visita y demás.

Explican el acuerdo de divorcio
Los acuerdos de custodia, los planes de crianza y demás acuerdos pueden llegar a ser complicados y delicados, por lo que si no son gestionados por un profesional, es posible que se firme algo que no lograremos entender por completo, y que en el futuro, nos pueda traer problemas.
Una vez establecidos, es bastante complicado modificar los acuerdos; además, de igual forma, se tendrá que recurrir a un abogado para hacerlo.
Sin embargo, cualquier posible inconveniente puede evitarse si se contrata a un profesional que se asegure de no tener sorpresas por algo de lo que no teníamos constancia.

Ahorro de dinero
Un abogado con experiencia en divorcios, también tendrá experiencia en calmar las cosas y lograr un divorcio de mutuo acuerdo. No contratar un abogado a tiempo, podría acabar provocando un divorcio contencioso, el cual requiere una mayor inversión económica, de tiempo y de recursos.
Además, en este tipo de divorcios, la pareja no puede compartir el mismo abogado, por lo que cada uno tendrá que valerse de su propio profesional, lo que disparará la suma económica para tramitar el divorcio.