Home

Diario YA

¿Qué es un test genético?

El ADN de cada persona está en el interior de las células y se organiza y almacena en los cromosomas por pares de genes, siendo las cuatro bases nitrogenadas mayoritarias la adenina (A), la citosina (C), la guanina (G) y la timina (T).
Cada individuo tiene entre 20.000 y 25.000 genes, y cada uno de ellos es el encargado de realizar distintas funciones y aportar rasgos únicos y diferenciadores a las personas. Muchos de estos genes son la pieza clave en el desarrollo de algunas enfermedades y son los que determinan en ocasiones la aparición o no de una determinada patología. Otras veces incrementan o aligeran su gravedad y, en la mayoría de los casos, tan solo indican una probabilidad mayor o menor de enfermar, y es por este motivo que se llevan a cabo los test genéticos, una herramienta más que necesaria hoy día para recabar información útil.
El test genético analiza el ADN para buscar ciertos genes útiles que nos puedan ayudar a llevar a cabo un diagnóstico o a saber si tenemos cierta predisposición a padecer algunos tipos de enfermedades. Otro uso muy habitual de un test de ADN es analizar la gravedad de la enfermedad según la genética del paciente, lo que ayudará a los profesionales a decidir entre la aplicación de un tratamiento más o menos agresivo.

¿Qué beneficios tiene para el ciudadano común?
Según nos indica el Colegio de Genética y Genómica Médicas de EE. UU, los beneficios y la utilidad clínica de los test genéticos están más que reconocidos por diferentes programas de salud. Estos test pueden ayudar a llevar a cabo un mejor diagnóstico y que este sea más preciso, y esto a su vez, puede implicar cambios en el tratamiento del paciente, como llevar a cabo pruebas adicionales preventivas o facilitar la toma de decisiones terapéuticas. Además, estos test cada vez resultan más útiles, pues cada vez son más las enfermedades que pueden ser diagnosticadas a través de pruebas genéticas, aumentando exponencialmente la intervención clínica sobre ellas.
Un test genético no sirve para indicar si vamos a desarrollar una enfermedad, pero sí la predisposición genética a ésta. Por ejemplo, en el caso del cáncer, que cada día sufre un mayor número de personas, la probabilidad de desarrollarlo depende de dos factores fundamentales. Uno de ellos es la predisposición genética, y ahí poco podemos hacer, ya que es la que es, y la interacción con el ambiente, donde sí tenemos el poder de influir es cambiando nuestros hábitos alimenticios y de comportamiento.
¿Para qué sirve entonces el teste genético, como el tellmeGen? Pues muy sencillo, aunque no podamos cambiar nuestra predisposición genética de sufrir cáncer sí podemos conocerla y en base a ello cambiar nuestros hábitos. Por ejemplo, si sabemos que tenemos una predisposición genética alta a desarrollar cáncer de colón, podremos evitar comer carne roja, que sabemos que es un factor influyente en el desarrollo de esta enfermedad.

¿El test genético solo habla de la posibilidad de contraer enfermedades?
En absoluto, con un test genético podemos conocer muchas otras cosas de un individuo, como los rasgos personales o a nuestros antepasados, realmente interesante, ¿verdad?
Con el test genético tellmeGen descubrirás datos como cuál es tu tolerancia al alcohol, tu predisposición a la calvicie o tu tendencia a la obesidad, entendiendo los rasgos que te hacen único. Si le hacemos el test a un niño, obtendremos aún datos más básicos, como si tendrán el pelo rizado o no, si será alto o bajo o cual será el color de sus ojos. 
En cuanto a los antepasados, el test genético tellmeGen nos ofrece información sobre el posible origen de nuestros antepasados, comparando nuestro material genético con el de las principales poblaciones de referencia que se agrupan en torno a un origen geográfico y una etnicidad conocidos y específicos.
No podemos negar que a todos nos interesa saber nuestros orígenes, es una intriga que ahora está a nuestro alance resolver, gracias a los avances, en los últimos años, de los test de ADN. Estos adelantos científicos y técnicos nos permiten mirar dentro de nuestro material genético, con pruebas sencillas y nada invasivas, como el test de genética tellmeGen, para el que solo se necesita una muestra de saliva para poder descifrar todos estos enigmas.
En definitiva y resumiendo, este test te ofrecerá un competo estudio en el que conocerás los riesgos a padecer las enfermedades más importantes, para que puedas actuar con antelación y prevenir su desarrollo. Así mismo, te dará datos de tu compatibilidad farmacológica, porque no todos los medicamentes tienen los mismos efectos en todos los pacientes, te dará datos sobre si eres portador de enfermedades monogénicas y cómo puede influirte esto a ti y a tu descendencia, y por supuesto te revelará, como ya hemos comentados, tus rasgos personales y te ayudará a conocer tu ancestralidad.