Home

Diario YA


 

¿Qué tener en cuenta para obtener una patente?

Una patente es un título que reconoce el derecho de explotar en exclusiva una innovación de carácter técnico. Es importante realizar el registro de la patente lo antes posible para evitar que terceros se puedan adelantar y en consecuencia puedan explotar esa exclusiva. Gracias a una patente se puede conseguir el derecho de excluir a otros de fabricación, utilización e introducción.

Principales pasos para registrar una patente
Una patente tiene que seguir una serie de pasos para ser concedida. La solicitud siempre tiene que ser rellenada y presentada en OEPM (Oficina Española de Patentes y Marcas).
Comentado eso, indicamos los pasos para realizar el registro correctamente.

- En primer lugar, hay que presentar la instancia ante la OEPM (Oficina Española de Patentes y Marcas)
- Dicha isntacio debe ir acompañada de una memoria descriptiva. Si no sabes muy bien cómo hacer esta tarea, lo mejor que puedes hacer es contratar a unos expertos en redacción de patentes para que la redacción sea perfecta. Así lo asegura Guillermo Criado,  socio de SILEX IP (empresa especializada en propiedad industrial/intelectual): “una mala redacción puede provocar que la patente no quede bien protegida y en consecuencia sea fácilmente evitable”.

- Se deben presentar reivindicaciones. Puede presentarse una o varias reivindicaciones independientes dependiendo de las necesidades de la patente. Es importante que las reivindicaciones queden bien redactadas, y que tengan soporte descriptivo. Así dejaremos claro que protección queremos dar a la patente. Una memoria descriptiva que no es clara perderá valor, de aquí que se recomienda contratar a expertos del tema.

- Es necesario añadir dibujos o figuras que expliquen adecuadamente la patente que queremos obtener.
- Finalmente tenemos que presentar un resumen de la invención.

Hay que dejar claro que antes de presentar la patente ante OEPM es realmente importante leer y releer en varias ocasiones la memoria descriptiva. La idea es tener la certeza de que realmente cuenta con todo detalle con lo que podemos proteger.

¿Qué pasa después de presentar la solicitud?
Presentar la solicitud de la patente no quiere decir que ya tengamos la titularidad de ésta, si no una expectativa de derecho, que hay que esperar a que se consolide en un registro de patente.
El periodo habitual de tramitación es de unos 2 años. Durante ese tiempo la OEPM analizará la solicitud y mirará si cumple los requisitos de novedad, actividad inventiva y capacidad de ser industrializable, antes de otorgarte la patente.
Tras pasar el examen formal la Patente es sometida al Informe del Estados de la Técnica, que no es vinculante a la concesión de la patente.
Después se realiza el Examen de Fondo de la patente donde, si la solicitud tiene alguna objeción del examinador, se da la oportunidad de subsanar/argumentar las objeciones del examinador de patentes.
Una vez concedida, la Patente estará en vigor, si se pagan las anualidades correspondientes, durante 20 años, a contar desde la fecha de solicitud.