Home

Diario YA


 

astrit bushi, peligroso asesino, anda suelto

¿Quién ha soltado al agresor de Moreno?

Redacción Madrid. 7 de abril.

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha exculpado al juez que dejó en libertad a agresor del productor de televisión José Luis Moreno, el cabecilla de una banda albanokosovar, Astrit Bushi, y apunta a la Policía como responsable.

Vieira salió en defensa del magistrado y explicó que tras la toma de declaración, el preso debe volver a la cárcel y es allí donde se debe comprpbar si tiene otras causas pendientes y se puede ejecutar el auto de libertad provisional. Por tanto, la responsabilidad última fue de los agentes y es por eso que el TSJM archiva la investigación.

Eso sí, abre una nueva a los policías al considerar "graves" los hechos y apreciar un posible delito de infidelidad en la custodia de presos, remitiendose a los Juzgados de Alcobendas para si lo considera oportuno incoar un expediente disciplinario.

Los sindicatos policiales ya han salido en defensa de sus compañeros. El Sindicato Unificado de Policía (SUP) explica que en el auto de libertad dictado por el juez en ningún momento dice que la puesta en libertad sólo se haría efectiva si no tuviera ninguna otra causa. Sólo recoge que "si bien existen motivos bastantes para considerar responsable criminalmente del delito de robo con fuerza en grado de tentativa al detenido, procede decretar su libertad provisional sin fianza, con la sola obligación Apud-Acta de comparecer ante este Juzgado u órgano judicial que conozca esta causa los dias que se indicarán".

Es decir, según el portavoz del SUP, José María Benito, el auto recoge su puesta en libertad con la única obligación de comparecencias quincenales "y se supone que el policía debía mantenerlo en condición de detenido cuando nada dice de su situación procesal por actuaciones distintas al auto en cuestión".

ERROR O DELITO

El 23 de marzo, el titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Alcobendas (Madrid) envió un oficio al centro penitenciario de Valdemoro para trasladar al órgano judicial a Bushi para tomarle declaración por el asalto al chalé de Moreno en la localidad madrileña de la Moraleja el 20 de diciembre de 2007.

Tal y como solicitó el juez, el peligroso delincuente fue conducido al Juzgado por la Guardia Civil, que se encarga de los traslados, y una vez en la sede judicial se lo entregaron a la Policía Nacional, responsable de la custodia dentro del edificio.

Tras una hora de declaración, el magistrado dictó libertad provisional con la obligación de comparecer quincenalmente ante el Juzgado, tal y como había solicitado la Fiscalía.

Según fuentes jurídicas, Bushi permaneció en el despacho del juez en todo momento esposado y tras una hora de declaración fue conducido por la Policía a los calabozos. Desde ahí los agentes debían entregar al detenido a la Benemérita para devolverle a la cárcel y desde ahí esperar su puesta en libertad en el caso que no tuviera más causas pendientes.

Al día siguiente el juez informó al centro penitenciario que Bushi debe quedar en libertad siempre y cuando no tenga impuestas otras medidas por algún otro juzgado como es este caso porque el peligroso delincuente albanés tiene, según fuentes jurídicas, una veintena de causas abiertas por otros jueces y un expediente que suman más de mil folios. Sin embargo, el preso no había llegado a la prisión y ahí fue cuando se tuvo conocimiento del error.

A pesar que el TSJM ha archivo las diligencias, el presidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ),Carlos Dívar, ha ordenado al Servicio de Inspección la apertura de una información previa para esclarecer las circunstancias de la puesta en libertad del presunto agresor de Moreno. Vieira ya le ha mandado las conclusiones de sus investigaciones con lo que parece que no vaya a tener mucho recorrido la investigación del órgano de los jueces sobre una posible mala actuación del magistrado.

Por su parte, la dirección general de la Policía y la Guardia Civil también ha abierto una investigación para conocer los extremos de ese día y porqué el preso nunca llegó a la prisión y mientras tanto el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, está esperando si el Congreso decide admitir la comparecencia urgente solicitada por el PP para que explique este asunto.

 

Etiquetas:delincuencia organizadajosé luis morenotribunalesviolencia callejera