Home

Diario YA


 

Sánchez echa a Gómez, pero Gómez no se va y amenaza con acudir a los tribunales. Mientras, Carmona ingresa en la unidad de quemados

‘Guerra civil’ en el PSOE

Luis Losada Pescador. Éramos pocos y parió la abuela. Es lo que seguramente estarán pensando muchos socialistas que observan la ‘guerra civil’ abierta en el socialismo madrileño. La última. ¿O la penúltima?

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, destituye al secretario general del PSOE madrileño, Tomas Gómez. Este, el ‘Invictus’, se resiste a abandonar la silla. Dice que la decisión es “autoritaria y antidemocrática”. ¿Desde cuando hay democracia interna en los partidos españoles? Sólo se irá si un juez así lo resuelve. ¡Ha estallado la paz!

Todo esto ocurre mientras las encuestas muestran por primera vez que Podemos –el nuevo populismo bolivariano a la española- supera al PSOE en intención de voto. Por si fuera poco, la corrupción socialista en el gran -y casi único- feudo, Andalucía, se traduce en detenciones a cinco semanas de las elecciones andaluzas.

Es seguro que el PSOE ganará en Andalucía pero sin mayoría absoluta. El dilema es la distancia con Podemos –de ‘líder’ desconocido- y los ‘peajes’ a pagar. El PP ni está ni se le espera. ¿Juanma Moreno?, ¿ese quien es?

En la otra izquierda las cosas no están mejor. El escándalo fiscal de Monedero –ahora Billetero- ya ha quebrado las bases. La ‘beca black’ de Errejón era fea. Los problemas fiscales del ‘coletas’, pecadillos. Pero los foros internos del nuevo populismo no digieren bien que alguien facture 425.000€ en dos meses a través de una empresa sin empleados. Y menos que regularice cuando le han pillado con el carrito del helado. ¿Qué lo donó todo a la formación?, ¿generoso o financiación irregular con injerencia externa incluida? Casta tradicional…

Regresemos al PSOE. La víctima colateral de la guerra civil socialista es Antonio Miguel Carmona, candidato favorito a la alcaldía de Madrid. En un desayuno informativo de esta semana dijo que “no ponía la mano en el fuego por Tomás Gómez; ponía las dos”. Se ha quemado. Y ya hay quien le sitúa en la unidad de quemados…

En el fondo de todo está el tranvía de Parla. Cuando Gómez era alcalde de esa ciudad dormitorio madrileña encargó un tranvía que nunca existió pero que sí se pagó. ¿Dónde están los estudios medioambientales?, ¿y los de logística de transporte?, ¿y la memoria que justificara la inversión?, ¿y el estudio de eficiencia? ¿y la aprobación presupuestaria? Gómez lo tiene tan mal como el alcalde del ‘non-nato’ tranvía de Jaén. El Tribunal de Cuentas ha agarrado el bisturí. Alea jacta est.

Sánchez busca el cortafuegos antes de que el asunto le estalle en la cara. Le ha cogido gusto a eso de ser un hombre de Estado firmando pactos de Estado. Besamanos al bipartidismo. Pero el golpe en la mesa no ha prosperado. Además de tener poder hay que tener autoritas. Y ni lo uno ni lo otro… Pobre Pablo Iglesias… El del PSOE, no el ‘coletas’…

El anzuelo del pescador
•    El “aperitivo” de Montoro. Para el ministro de Hacienda, la lista Falciani no es sino el aperitivo de lo que va a levantar la Agencia Tributaria. Lo que no dice es que es aperitivo con jamón de lujo 5Js. Tampoco explica por qué teniendo toda la información impulsó una amnistía fiscal. Ese sí que es un escándalo y no las reformas en B de la sede del PP.
•    El cine gay y lésbico sigue recibiendo subvenciones del gobierno Rajoy. Sus festivales siguen recibiendo apoyo del esfuerzo de los contribuyentes. ¿El chocolate del loro? El loro va a terminar con una chocolatería…
•    Más de 3 millones de euros para el pesebre cultural catalán. Artur Mas no sabe siquiera si sigue vivo. Pero mantiene energía suficiente para mantener el ‘pesebre cultural’: más de 3 millones de euros para las tradiciones catalanas. Salvo los toros, claro, que son ‘españolazos’… La ‘ceja catalana’ bien lo vale. ¿Y qué pasó con el déficit fiscal?
•    Sombras de Grey por San Valentín. Universal Pictures estrena “50 sombras de Grey” por San Valentín. El libro muestra un abuso emocional en prácticamente todas las interacciones de la pareja. Y la violencia no es “sexy”; es violencia. Para romanticismo de verdad, este video: https://www.youtube.com/watch?v=_E5Tddg3mq0
 

Etiquetas:Luis LosadaPSOE