Home

Diario YA


 

“Juego de tronos” en Andalucía

Diego Fierro Rodríguez. Después de la celebración de las elecciones autonómicas andaluzas, se ha creado una situación política muy compleja. El PSOE ganó el proceso electoral, pero no obtuvo mayoría simple. Este hecho le está complicando mucho a Susana Díaz la obtención de la confianza parlamentaria que necesita para formar el Gobierno que ella quiere crear en Andalucía.

Se han celebrado muchas reuniones para intentar llegar a acuerdos que sean útiles para lograr la formación de un órgano ejecutivo en Andalucía que pueda desarrollar sus funciones debidamente. El problema es que todos los acercamientos que han parecido existir han sido, en realidad, simples espejismos.

Cuando parecía que había una posibilidad para que se pudiera concluir algún pacto, salieron a la luz noticias relativas al "Caso ERE", novedades sobre el "Caso Edu" relativas a los cursos de formación organizados por la Junta de Andalucía. Además, se ha conocido que las minas de Aznalcóllar pudieron ser ilegalmente adjudicadas antes de las elecciones autonómicas, ya que la persona adjudicataria no cumplía los requisitos legalmente establecidos para que se le pudiera otorgar la concesión relativa a su explotación. Estos hechos han podido ser realmente determinantes para que exista la situación actual.

Ha quedado claramente plasmado que en Andalucía se está viviendo una auténtica guerra pública en la que los contrincantes políticos están intentando cumplir sus propios objetivos, perjudicando a los demás. Los miembros de un bando están pendientes de obtener el poder en la Comunidad Autónoma, utilizando la amenaza de que paralizarán el funcionamiento de la Junta, aunque eso no puede suceder, y los componentes del otro bando están preocupados por los próximos procesos electorales que se van a desarrollar a nivel autonómico y a nivel local.

Las elecciones andaluzas han sido bastante relevantes en el desarrollo de la estrategia de los principales partidos políticos de la esfera española y las directivas nacionales de esas formaciones están intentando controlar lo que se ha convertido en el "juego de tronos" de Andalucía, que, probablemente, tardará en acabar.

El desenlace del culebrón gubernativo andaluz, que puede terminar con otras elecciones autonómicas, condicionará el futuro próximo en otras Comunidades Autónomas y a nivel nacional, que estará influenciado, además de por el factor político, por el factor judicial, por las irregularidades administrativas por las que algunos miembros de la Junta de Andalucía pueden haber realizado conductas delictivas.
 

Etiquetas:Diego Fierro