Home

Diario YA


 

Hoy más que nunca tenemos que celebrar este día eterno en la memoria de España e Hispanoamérica

12 de octubre: El orgullo de ser Español

Jesús Á. Rojo
En estos tiempos tan compulsos, la nación solo resistirá a los peligros que le acechan si sabe hacer justicia a los héroes que la hicieron grande. Por ello, los padres de la patria tienen que estar en el recuerdo perpetuo de todos nosotros, porque ellos fueron los responsables de crear la mayor civilización existente en estos momentos sobre la faz de la tierra: La civilización hispánica.
El 12 de octubre de 1492 tiene como resultado el acontecimiento más trascendental de la historia de la humanidad después del nacimiento de Jesucristo, lo que es conocido como «El Descubrimiento de América».
Es un día memorable porque a partir de entonces se inició el contacto entre España y América, que culminó con el llamado «encuentro de dos mundos», que transforma la visión de la humanidad y las vidas tanto de españoles como de americanos, ya que gracias a ese encuentro y sus consecuencias se gesta lo que hoy conocemos como Hispanoamérica.
La necesidad de identificarse para una nación siempre se presenta en los momentos más cruciales de su historia. En el caso de España los valores e ideales nacionales han sido desprestigiados y pisoteados intentando convertir nuestra nación en un mero grupo de gentes que conviven en un territorio común.
Según Maeztu, Hispanidad es el ser común de los pueblos hispanos, con diversidad de razas, zonas geográficas y lenguas, pero con una historia fundamentalmente común y, sobre todo, con un destino permanente.
Hoy no sólo celebramos el día de la Hispanidad sino el conjunto de cualidades que distinguen del resto del mundo a los pueblos y cultura hispánica. La Hispanidad es el reflejo de todo lo espiritual, cultural, la Historia de España y de Hispanoamérica.
Son las ideologías más destructivas las que amenazan constantemente el concepto de la Hispanidad, intentando imponernos una historia falsa y mentirosa con el propósito de romper los lazos que nos unen imponiendo el odio y la división entre hermanos.
Por ello, tenemos que dar un paso al frente y negarnos a ser meros invitados de nuestro presente para no acabar siendo la nada en el futuro. Nuestra nación fue capaz de crear un Nuevo Mundo, civilizarlo y defenderlo de la agresión de potencias extranjeras durante más de 300 años, dejando un legado eterno y único que hoy en día disfrutan más de 600 millones de hispanos. No hay nación en el mundo que haya sido capaz de realizar tan magna hazaña.
En definitiva, hay un millón de motivos para celebrar el 12 de octubre, pero el principal y más hermoso lo encontramos en la herencia única y eterna que nos dejaron nuestros padres: La Hispanidad.