Home

Diario YA

Qué responsebilidad pudiera tener en lo que hoy padecemos, solo la historia será capaz de mostrarnoslo.

Adolfo Suárez, Madrid-Barajas

T4 del aeropuerto Madrid-Barajas, desde hoy Adolfo Suárez, Madrid-Barajas

Carlos Salgado Como de constumbre, Mariano Rajoy ha hecho alguna de las suyas. No proteje España pero si las figuras de la transición pues son esas que le han diseñado su poltrona.

El consejo de ministros a propuesta dl presidente ha aprobado cambiar la denominación del aeropuerto Madrid-Barajas por la de Adolfo Suárez, Madrid-Barajas. Este cambio, como muchos otros ha sido propiciado para honrar la memoria del primer presidente de la mal llamada democracia.

No soy quién para hablar de este personaje, pues la edad no me lo permite, pero desde la perspectiva de los libros podriamos decir que le viene como anillo al dedo el cambio de nombre al aeropuerto de la capital pues desde el 75, cuando se abrió la posibilidad de volver a ser un pais homologable al resto del mundo occidental y manteniendo la soberanía nacional, se decidió ceder a las presiones de nacionalistas, socialistas, comunistas, EEUU y otros; dotando a España de una constitución que daba pie a toda clase de interpretaciones, desde las más buenistas hasta las más perversas que hoy podemos observar.

No digo que el Duque de Suárez no tuviese sus dificultades y sus acciones dignas de elogio, pero no creo que la Nación Española le deba tanto, no nos liberó de los franceses, ni realizó conquistas, abrió el melón para todos, sí; pero en ello quedó, aunque no fuese su intención el germen de los reinos de Taífas que hoy padecemos, el agachar la cabeza ante las "potencias", ser uno de los más grandes de Europa callado eternamente, o quizá ese reconocimiento del consenso que quedó en eso, reconocimiento y cada uno hizo lo que le dió la real gana; qué responsebilidad pudiera tener en lo que hoy padecemos solo la historia será capaz de mostrarnoslo.

Etiquetas:Adolfo SuárezMariano Rajoyespaña