Home

Diario YA


 

En un encuentro digital, la presidenta de la cam, afirma que se hizo lo correcto

Aguirre zanja las críticas que le acusan de haber abandonado a su suerte a la delegación española

Redacción Madrid. 28 de noviembre.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, respondió esta tarde a las críticas del eurodiputado de CiU Ignasi Guardans, quien le recriminó que hubiera abandonado Bombay dejando a parte de la delegación con la que viajaba en la ciudad, que "a la vista está que se hizo lo correcto por parte de todos" porque la totalidad de españoles que iban con ella están "sanos y salvos".

   "Parece que hay una teoría difundida y aireada por mis adversarios mediáticos que dice que el capitán no debe abandonar el barco, incluso ponen el ejemplo del Titanic y recuerdan, casualmente, el nombre. Ni esto era un barco, ni se ha hundido. Todo lo contrario. Estamos todos los miembros de la delegación y todos los españoles sanos y salvos. Por tanto, a la vista está que se hizo lo correcto por parte de todos. También he visto críticas por el tamaño del avión enviado por Exteriores y creo que no tienen ninguna razón", subrayó Aguirre, que confesó que aún no tiene estrés postraumático por lo vivido pero que se le ha cortado la digestión después de comer.

   La presidenta madrileña aseguró, además, que tras su regreso de Bombay, donde salió ilesa de uno de los múltiples atentados terroristas que sacudieron la ciudad el miércoles, ha recibido una llamada del alcalde de la capital, Alberto Ruiz-Gallardón, en la que ha dicho alegrarse porque esté sana y salva para que ambos puedan seguir peleándose "como Dios manda".

   "Gallardón me puso un mensaje desde Bruselas y esta mañana me ha llamado y me ha dicho que se alegraba mucho de que haya vuelto sana y salva para que podamos seguir peleándonos como Dios manda", dijo Aguirre en un chat organizado por 'elmundo.es'.

   Al ser preguntada por la relación que mantiene con el primer edil, ya que sus rifi-rafes a lo largo de sus carreras políticas son constantes, aseveró que Gallardón y ella están de acuerdo "en las cosas importantes", aunque añadió que "discrepar es muy sano".

   La entrevista, que estuvo plagada de preguntas relativas a su experiencia en India, dejó ver la faceta más divertida de la presidenta madrileña, quien recordó que hace tres años por estas fechas también logró sobrevivir a un accidente de helicóptero. Por eso, dijo que, dado que ya se ha salvado "dos veces de la tierra y del aire", a finales del próximo mes de noviembre no va a coger "ningún barco".

   Además, anunció que los calcetines que lució ayer a su llegada a Sol podrían ser subastados en el medio digital. "Me ha dicho el jefe de 'elmundo.es' que los va a subastar. A ver si se los doy...", subrayó.

   Bromas aparte, la jefa del Ejecutivo madrileño recordó que ayer tuvo que llevar puestos los ya famosos calcetines porque en su huída perdió las alpargatas que llevaba puestas, lo que hizo que saliera descalza del Oberoi pisando charcos de sangre. A este respecto, recordó que se limpió los pies cuando ya estaba en el avión gracias a una toallita húmeda que le dio una ejecutiva de Promomadrid que viajaba con ella.

   A su juicio, es necesario seguir viajando a países como India a pesar de la situación por la que atraviesan, puesto que ésta es una economía pujante, con un crecimiento de más del 10 por ciento anual acumulativo que tiene más de 100 millones de habitantes, de los 1.200 totales, con una renta per cápita superior a la europea.

   "India ha anunciado un plan de inversiones en infraestructuras de más de 500 billones de dólares, lo que es interesantísimo para las empresas españolas que hoy en el mundo entero son líderes en todos los concursos internacionales para concesiones de autopistas, aeropuertos, puertos, ferrocarriles y estaciones eléctricas. De hecho, una de nuestras empresas FCC está construyendo el metro de Nueva Delhi", resaltó.

   La presidenta regional recalcó que en Occidente es necesario dar la batalla "no sólo a los terroristas sino también la batalla ideológica a quienes inculcan a los niños la idea de que al discrepante hay que asesinarle". "La sociedad libre y abierta necesita ser defendida constantemente", insistió, al tiempo que manifestó su "repugnancia por quienes creen que van a salvar su alma a base de matar infieles es inmensa".

   En otro orden de cosas, Aguirre valoró positivamente el anuncio del Gobierno central de crear un Ministerio de Deporte, al igual que la Comunidad de Madrid tiene una Consejería dedicada a esta materia. También vio con buenos ojos la decisión del Ayuntamiento de Madrid de transformar el local El Balcón de Rosales en una biblioteca pública que se llamará Álvaro Ussía, en recuerdo del joven fallecido a manos presuntamente de unos porteros del bar.

  

Etiquetas:esperanza aguirreindiaoberoiterrorismo