Home

Diario YA


 

Ahorra energía y dinero con 5 simples reformas en el hogar

La calefacción es la principal partida de gasto energético en cualquier hogar. En este post te vamos a hablar de reformas muy básicas que te permitirán ahorrar dinero y contribuir a la sostenibilidad de nuestro planeta. Recurrir a profesionales instaladores de calefacción en Sabadell o en otras ciudades españolas puede ser el punto de partida para que tu hogar sea más ecológico y económico.

Cambio de caldera
Las viejas calderas de gasóleo son ineficientes a la vez que altamente contaminantes. En la actualidad, gracias al suministro de gas natural en las principales ciudades, gran parte de la población tiene acceso a una fuente energética limpia y abundante.
Las modernas calderas de condensación utilizan el gas natural para mantener caliente nuestro hogar por muy poco dinero. También podemos encontrar calderas de gas mixta, que sirven para calefacción y para tener agua caliente sanitaria.
Las calderas de gas tienen una calificación energética tipo A o superior, lo cual denota su alto nivel de eficiencia. Son sostenibles desde el punto de vista medioambiental y requieren muy poco mantenimiento.
Gracias a su formato mural, la caldera de gas se puede colocar en un espacio muy reducido. Son compactas y estéticas. Además, no necesitan grandes obras.

Cambio de bombillas
Sustituir las antiguas bombillas por bombillas LED es otro cambio importante que podemos realizar para ahorrar energía fácilmente y sin una gran inversión. La tecnología LED trae consigo ahorros energéticos de hasta un 80 % respecto a otras tecnologías de iluminación.

Sellado de puertas y ventanas
El aislamiento térmico del hogar es muy importante para evitar fugas de calefacción o de aire acondicionado a través de las rendijas. Podemos sustituir antiguas puertas y ventanas por otras que usen materiales más aislantes o podemos sellar rendijas para evitar que el calor o el frío salga de nuestras habitaciones.

Renovar electrodomésticos
Desde hace unos años, los electrodomésticos están etiquetados según su eficiencia energética. La clasificación es muy sencilla: van desde la A+++ a la G, siendo la G la menos eficiente de todas. Si nuestros electrodomésticos son muy antiguos, no tendrán etiqueta energética —lo cual indica que no están construidos de forma eficiente— o tendrán una clasificación baja. A la hora de renovar electrodomésticos, tenemos que pensar en comprar solo electrodomésticos tipo A o superior.

Utilizar termostatos y domótica en el hogar
Los termostatos en calefacción o aire acondicionado permiten que los equipos se apaguen de forma automática cuando se alcance una determinada temperatura. Los aparatos modernos lo traen incorporado. En este caso, tenemos que acostumbrarnos a utilizar la temperatura de confort (entre 22 y 24 grados centígrados) para que no consuman más de lo necesario. Si no lo tienen, siempre podemos recurrir al uso de termostatos externos que apaguen o enciendan los equipos cuando sea necesario.
En este sentido, podemos utilizar equipos muy de moda actualmente como los asistentes de Google y Amazon, que nos permiten controlar termostatos o encender equipos a una determinada hora. Es una forma asequible y fácil de introducir mejoras domóticas en nuestro hogar que nos ayudarán a ahorrar energía.
 
Como hemos explicado en este post, ahorrar energía es fácil. Teniendo en cuenta estas simples pautas, ahorraremos en la factura de la luz y también reduciremos nuestro impacto ecológico.