Home

Diario YA


 

50.000 millones de euros

Alemania lanza un segundo paquete de ayudas para combatir la mayor recesión desde la II Guerra Mundial

Redacción Madrid. 27 de enero.

   El Gobierno alemán aprobó hoy un segundo paquete de ayudas valorado en 50.000 millones de euros para combatir la recesión económica que atraviesa la mayor economía europea, que de cumplirse las expectativas del Ejecutivo sería la más grave desde la II Guerra Mundial, mediante inversiones en infraestructuras, ayudas a las empresas y medidas de estímulo fiscal.

   Este segundo paquete de medidas eleva el volumen de ayudas aprobadas por el Ejecutivo germano hasta los 80.000 millones de euros, después de que a finales de 2008 se aprobara un primer plan de ayudas valorado en 31.000 millones de euros.

   En concreto, el nuevo programa de ayudas acordado por la coalición de gobierno liderada por Angela Merkel hace hincapié en recortes de índole fiscal, inversiones en la red de carreteras y ferrocarriles, así como en educación, según informa 'Deutsche Welle'.

   Tras ser aprobado por el Ejecutivo, el nuevo plan de estímulo deberá someterse al examen del parlamento, donde previsiblemente no encontrará demasiada resistencia, después de que el pasado mes de noviembre el Gobierno de Angela Merkel fuera muy criticado por lanzar un plan de 31.000 millones de euros, que en su momento ya fue considerado como insuficiente para afrontar la crisis.

   Entre las medidas contempladas por el nuevo plan de estímulo destaca el establecimiento de condiciones fiscales más favorables para los automóviles con menor nivel de emisiones por lo que el volumen de emisiones de gases de efecto invernadero determinará en gran medida la factura fiscal de los propietarios de automóviles.

   Asimismo, el gabinete de Merkel aprobó también un nuevo presupuesto para 2009 en el que se considera la emisión de deuda por importe de 26.800 millones de euros, casi el doble de la prevista inicialmente.

   La semana pasada, el Gobierno alemán pronosticó que la economía del país podría sufrir una contracción del 2,25% en 2009, lo que supone la peor recesión del país desde la II Guerra Mundial por la drástica caída de las exportaciones germanas ante el desplome de la demanda exterior por la generalización de la crisis económica.

   De este modo, las previsiones recogidas por el Ejecutivo de Angela Merkel suponen una acusada revisión a la baja respecto a la anterior estimación de un crecimiento del 0,2% para 2009 y que sólo permite vislumbrar una cierta recuperación a partir de la segunda mitad del año.

 

Etiquetas:alemaniacrisiscrisis economica