Home

Diario YA


 

reveladoras conclusiones del comisario europeo

Almunia tiene la solución a la crisis: "Tener más confianza"

Redacción Madrid. 20 de Septiembre.

    El comisario europeo de Asuntos Económicos, Joaquín Almunia, aseguró hoy que "el momento extraordinariamente complejo y difícil" que se vive en la economía se superará con confianza, "más Europa" y una política fiscal y presupuestaria "adecuada" que no aumente el endeudamiento público.

   En la clausura de las jornadas de 'Economía, Industria, Energía, I+D+i', organizadas en Bilbao por el PSE-EE, Almunia apostó por realizar un análisis "sincero" de la situación económica, que no puede ser "pesimista, ni derrotista".

   Sobre la pregunta referida a "¿qué más van a hacer las autoridades?" para superar esta actual, explicó que, además de lo que ya se está haciendo en el sistema financiero, además de lo que hacen los bancos centrales y de no repetir errores", es preciso adoptar una política presupuestaria "adecuada".

   En este sentido, agregó que esa política no debe llevar a aumentar el endeudamiento público, sino a "dejar que jueguen los estabilizadores automáticos para que la desaceleración económica se vea parcialmente compensada por una contribución mayor desde el lado del presupuesto a la demanda agregada".

   "Para eso no hay que tomar decisiones, lo que hay que hacer es no tomarlas para dejar que juegue automáticamente y no empeorar la situación estructural de las cuentas públicas. Esto tiene un límite en países que no hicieron los deberes de ajuste presupuestario en la consolidación fiscal en los momentos de crecimiento; no es el caso de España que hizo muy bien los deberes y ahora se beneficia de ese margen", añadió.

   Asimismo, destacó que, además de estas posturas, "hay que acordarse de que a la vuelta de la esquina" los países europeos y algún otro "tenemos que estar afrontando cada vez de forma más obvia las consecuencias del envejecimiento de la población" para lo que las cuentas públicas deben prepararse para "aguantar ese choque sin poner en riesgo los sistemas de pensiones, el Estado de bienestar o las políticas sociales".

   Sobre las causas de la crisis de las hipotecas 'subprime' de Estados Unidos en agosto de 2007 y su repercusión en la economía mundial, Almunia recordó que "el diagnóstico estaba escrito" con anterioridad.

   El comisario explicó que los últimos 15 años han permitido la recuperación del retraso económico que tenían millones de personas, como en el caso de China, India o Brasil, pero también han supuesto cambios "rápidos" que, por ejemplo, aumentaron el endeudamiento de Estados Unidos, provocaron costes de financiación "anormalmente bajos" y propiciaron que algunos inversores creyeran haber encontrado "productos de rentabilidad excesiva", es decir, crearon "una burbuja".

   Sobre las pérdidas del sistema financiero, que se han cifrado en unos 500.000 millones de dólares, advirtió de que queda otra cifra similar de pérdidas por declarar.

   En el caso del Estado, donde la crisis ha afectado más al sector de la vivienda, destacó la labor excelente realizada por el Banco de España que permite que las entidades financieras españolas se encuentren "en mejor situación" que las de otros países.

   Sin embargo, apostó porque la supervisión de las entidades bancarias, que operan internacionalmente en muchos casos, no sea exclusivamente de ámbito nacional. "Hace falta más Europa", añadió sobre esta cuestión.

   En referencia a las últimas jornadas bursátiles y la situación de algunas instituciones financieras, advirtió de que no se puede excluir "otro sobresalto", por lo que hay que "actuar con decisión" como está haciendo Estados Unidos.

   Además, advirtió de que la situación económica también se debe en parte a la subida de la inflación por el aumento de los precios de las materias primas, especialmente el petróleo, situación que "hay que digerir y no permitir una subida inflacionista".

   Por último, pidió una reforma de las instituciones internacionales que regulan los mercados económicos porque, por ejemplo, explicó que "no puede ser" que China no tenga cabida en el G-7.
 


 

Etiquetas:crisiscrisis financieraPSOE