Home

Diario YA

El pueblo irlandés ha decidido en referéndum retirar el delito de blasfemia de su constitución

Ante los resultados del referéndum celebrado en Irlanda para eliminar el delito de blasfemia

Ante los resultados del referéndum celebrado en Irlanda para eliminar el delito de blasfemia, Abogados Cristianos aporta datos contrastados sobre la situación de este delito en la Unión Europea

En relación al referéndum celebrado en Irlanda para sacar el delito de blasfemia de la Constitución, la Asociación Española de Abogados Cristianos destaca algunos aspectos sobre la situación de este delito basándose en el ‘Informe 2018 sobre la protección legal de la libertad religiosa en la Unión Europea’.

1.    El delito de blasfemia está penado en tres países de la Unión Europea. Grecia, Irlanda y Finlandia son los estados en los que se persigue este delito.
2.    El delito de blasfemia no se corresponde con el delito de ofensa contra los sentimientos religiosos. En este sentido, se entiende que blasfemar es faltar directamente a Dios mientras que el delito de ofensa contra los sentimientos religiosos ataca a las creencias de los creyentes.
3.    Casos como el de Willy Toledo o el del pregonero del Carnaval de Santiago de Compostela, en los que se ofendió gravemente a las creencias religiosa, suponen un ataque hacia los sentimientos religiosos de los ciudadanos.
4.    Dentro de la Unión Europea hay 22 países, de un total de 28, que sancionan las ofensas contra los sentimientos religiosos. El Código Penal español no está entre los más duros. Países como Alemania y Bulgaria tienen penas hasta tres veces más severas que las españolas.
5.    La libertad de expresión no ampara la vejación. Para evitar una posible confrontación entre libertad de expresión y sentimientos religiosos, Abogados Cristianos propone el ejemplo canadiense que establece en el artículo 296.3 de su Código Penal que “Ninguna persona será condenada por un delito en virtud de esta sección por expresar de buena fe y en un lenguaje decente, o intentar establecer mediante un argumento utilizado de buena fe y transmitido en un lenguaje decente, una opinión sobre un tema religioso”.

 

Etiquetas:persecución religiosa