Home

Diario YA

Premio de la Concordia

Apoye que el Premio Princesa de Asturias sea para los Franciscanos de Tierra Santa

Los motivos para la concesión del Premio de la Concordia a los Franciscanos en Tierra Santa pertenecientes a la Orden Franciscana, fundada por San Francisco de Asís, son el reconocimiento y gratitud a su presencia durante ocho siglos, desde el siglo XIII hasta la actualidad, en aquellas tierras tan complejas y difíciles. Allí han permanecido en bien de los más necesitados, recuperando y custodiando los Santos Lugares.

La presencia de los franciscanos en aquellas tierras han sabido imponer la concordia a la discordia, la de crear puentes de encuentro y diálogo entre culturas, religiones y pueblos tan dispares como cristianos, judíos y musulmanes en Tierra Santa. Durante cuatro siglos de los ocho de su presencia en Tierra Santa, fueran los únicos católicos, y esta es la historia. Los franciscanos crearon estructuras organizativas para la comunidad. Pusieron en marcha obras sociales para mantener el cristianismo en la Tierra de Jesús. Se pueden resumir en cuatro: 1. Conseguir un trabajo para los cristianos, 2. Distribuir medicinas y alimentos a la población local, incluida también la población musulmana, 3. Crear escuelas, orfanatos, y asilos, 4. Edificar viviendas o alquileres para que  las familias más pobres vivan en condiciones dignas.
 

FIRME AQUÍ

La Orden Franciscana en Tierra Santa promueve, finalmente, la tolerancia, conciliación, y entendimiento entre las diversas culturas y religiones favoreciendo la paz y el enriquecimiento cultural mutuo, siendo la Custodia de Tierra Santa un puente de unión y conexión entre religiones. Impulsan la concordia y el abrazo fraterno entre palestinos e israelitas, y apelan durante milenios a la armonía y unidad entre diferentes comunidades.

Su trascendencia internacional viene determinada por la contribución y fomento de la paz, la solidaridad, la conciliación, y la protección del patrimonio de los lugares bíblicos. Como decía el Papa Francisco en Tierra Santa: “la paz ni se compra ni se vende, se construye y se reza”. Esta es la tarea de los FRANCISCANOS en TIERRA SANTA..

Etiquetas:persecución religiosa