Home

Diario YA


 

Así afecta la menopausia a la alopecia femenina

Aunque es común oír hablar de alopecia masculina, la alopecia femenina continúa estando fuertemente invisibilizada. Motivada, en muchas ocasiones, por la llegada de la menopausia, la alopecia en las mujeres suele conllevar consecuencias psicológicas. Por esta razón, muchas mujeres con alopecia deciden someterse a un tratamiento capilar como los que ofrece la Clínica Saldívar.

Alopecia tras la menopausia
A partir de los 40 años, es frecuente que las mujeres empiecen a notar que su cabello se va deteriorando progresivamente, perdiendo algunas de sus cualidades físicas. No obstante, es a partir de la menopausia cuando los daños en el cabello se vuelven más evidentes. Esto se debe a que, tras la menopausia, la mujer sufre un descenso en los niveles hormonales, en concreto, de estrógeno.
De este modo, con la llegada de la menopausia, los niveles de estrógenos se reducen en las mujeres, predominando la testosterona, lo que provoca que muchas mujeres padezcan alopecia androgénica. Además de este tipo de alopecia, hay mujeres que tras la menopausia presentan una alopecia fibrosante frontal, de modo que la caída del cabello avanza como si se tratase de una diadema, de modo lineal, retrocediendo de manera continuada. En este caso, se desconocen las causas que propician la aparición de este tipo de alopecia, pero se cree que puede tener un origen autoinmune.

Signos de alopecia en la menopausia
Uno de los principales síntomas de alopecia que podemos detectar tras la menopausia es una pérdida gradual del grosor del cabello. Además, también suele ser común percibir un aumento en la caída de este.
Asimismo, las personas con alopecia acostumbran a presentar un cabello más seco y quebradizo y este suele tener, además, una apariencia poco brillante. Por lo general, estos signos también van acompañados de un cambio en la textura del cabello.
Si se detectan estos síntomas, los profesionales médicos aconsejan acudir a un especialista cuanto antes, puesto que el trabajo de prevención es fundamental a la hora de evitar la caída del cabello. Así, al envejecimiento natural del pelo, se une en muchos casos una caída provocada por las particularidades hormonales típicas de la menopausia.

Consejos para cuidar el cabello y prevenir la alopecia
Aunque en muchos casos el factor hormonal es clave y, por lo tanto, poco controlable, existen una serie de consejos que pueden ayudar a prevenir la caída del cabello. En este sentido, el primero de ellos es el cuidado de la alimentación. Así, si mantenemos una alimentación sana y equilibrada, haremos que nuestro cabello permanezca sano y fuerte por más tiempo.
Igualmente, los especialistas también recomiendan evitar el consumo de alcohol y tabaco, puesto que estas sustancias deterioran considerablemente el cabello. Asimismo, en caso de tener un cabello débil y quebradizo, puede ser conveniente tomar suplementos vitamínicos y minerales, que ayuden a equilibrar las carencias que nuestro organismo pueda presentar. Si se opta por esta opción, lo mejor es consultar previamente a un médico.
Otro de los consejos que pueden ayudar a prevenir la alopecia es el lavado, prácticamente diario, del cabello, ya que este se encuentra expuesto a mucha suciedad y a altos niveles de contaminación en el día a día. Sin embargo, si, pese a seguir estos consejos, el pelo se continúa deteriorando, lo mejor es acudir a una clínica especializada y realizar un tratamiento capilar.