Home

Diario YA

Asegura el éxito de tu negocio. Elige a los profesionales

Al momento de emprender o participar en un proyecto, se deben conocer los permisos y licencias que se deben obtener, sobre todo si el ramo a incursionar es el de los bares. Contar con un equipo profesional permitirá realizar cada etapa del proceso de manera exitosa, asegurando la obtención de la licencia de actividad de bar.

Sin importar los avances dentro de la sociedad, el ramo de la comida y coctelería siempre resulta atractivo para los emprendedores. Los números confirman, que los locales de comida y los bares se encuentran dentro de los negocios más rentables, debido a que satisface una de las principales necesidades del individuo, comer y recrearse.

Estos lugares generan no solo una oportunidad para los empresarios, las personas los relacionan de manera inmediata con momentos llenos de goce y disfrute. Convertidos en puntos de encuentro y celebración, los bares y restaurantes forman parte importante de las interacciones ocurridas dentro de la sociedad.

Ahora bien, al momento de querer participar en el proyecto de inaugurar alguno de estos sitios es importante entender que se deben cumplir con una serie de requisitos y trámites para garantizar el cumplimento de todas las leyes y parámetros, sobre todo en los locales donde se manejan bebidas alcohólicas, ya que estos requieren una serie de permisos y licencias para funcionar de manera correcta.

En el caso particular de los bares, se requiere la aprobación de la Licencia de actividad de bar, la cual otorga al local que la solicite, el permiso necesario para brindar el servicio. Además de respaldar la integridad del local y su dueño, ya que estaría cumpliendo con las normas necesarias para el manejo de un bar.

A pesar de que los trámites y papeleo puede conocerse de manera práctica, es importante contar con expertos especializados en este tipo de trámite, debido a que ellos podrán garantizar y acompañar durante todo el proceso, en búsqueda del resultado deseado.

Define el negocio que mejor se adapte a lo que quieres ofrecer

Una vez estudiado el mercado, obtenido el capital y planteado el proyecto a líneas generales, es importante definir los pasos a seguir y el camino a transitar para obtener el resultado deseado. Esquematizado como una escalera en forma ascendente, los pasos a seguir son representados por cada escalón. Cada uno de ellos exige ser superado de manera correcta, para así tener bases firmes para dar el siguiente paso.

Al momento de emprender en los negocios como bares o restaurantes, se deben conocer los tipos y características que estos deben tener, este sería el primer paso del proceso. Una vez analizado, se recomienda definir qué servicios se ofrecerán y qué tramites se deben realizar para poder ofrecerlos. Al hacer esto, se podrá conocer qué distribución tendrá el local, así como qué tipo de personal será requerido.

En el caso de los bares, se debe aclarar si en él se ofrecerán tapas, comidas o solo bebidas. Una elección importante, ya que de esto dependerá que tipo de licencia se deba solicitar. Contar con los permisos especiales es fundamental para el desarrollo apropiado de cualquier tipo de negocio.

No es obligatorio conocer a profundidad cada uno de los procesos legales y estructurales al momento de establecer una empresa. Lo que sí resulta obligatorio es la elección de especialistas dentro de cada área que acompañen y guíen al emprendedor a través de cada etapa. Este factor requiere astucia e inteligencia, ya que contar con el mejor equipo permitirá cumplir con las expectativas iniciales de fundar un nuevo negocio.

Elige a los expertos, garantiza tu licencia

Existen equipos orientados a facilitar los procesos referentes a trámites legales y de estructura de los negocios como restaurantes o bares. Contar con su apoyo, garantiza que el proceso suceda de la manera correcta.

En ocasiones, los emprendedores, prefieren evitar contratar técnicos especializados en este tipo de cosas, por la idea de que podrán ahorrar dinero si los realizan por sí solos. Lo que ignoran es que el no conocer a profundidad todas las vertientes que pueden haber en el proceso resulta en ocasiones más caro; además de que podría terminar incluso sin la obtención de la licencia requerida.

Por el contrario, si se elige un equipo que tenga los conocimientos y la experiencia necesaria en el tema, se logrará el resultado buscado, inclusive se podrían evitar malos pasos y gastos innecesarios durante el proceso.