Home

Diario YA

la delegación del gobierno, muda y ciega, sigue sin dar respuesta a la sangría permanente

Asesinados otros dos chicos en Madrid

Redacción Madrid. 15 de noviembre.

   Un joven venezolano murió la madrugada de hoy en la calle López de Hoyos, del madrileño barrio de Prosperidad, poco después de que unos jóvenes que pasaban por allí le encontrasen tendido en el suelo en parada cardiorrespiratoria, informaron hoy a Europa Press fuentes de Emergencias Madrid.

   La Policía Municipal de Madrid fue la primera en llegar al lugar de los hechos. La víctima, de 30 años de edad, presentaba heridas por arma blanca u objetos punzantes en el tórax. Cuando los sanitarios de Samur-Protección Civil llegaron al lugar de los hechos, iniciaron las maniobras de reanimación aunque no pudieron salvarle la vida y certificaron su muerte.

   La Policía Nacional ha abierto una investigación y está analizando las causas de lo sucedido.

   Por otra parte, un joven de 18 años de edad y nacionalidad española falleció esta madrugada tras ser golpeado repetidamente, al parecer, por los porteros de un discoteca ubicada en el madrileño Paseo de Rosales, según informaron a Europa Press fuentes de la Jefatura Superior de Policía.

   Los hechos ocurrieron cerca de las 5.30 horas cuando la víctima, que se encontraba con un grupo de jóvenes en el interior del local, fue requerido por los porteros, quienes le sacaron de las instalaciones y le golpearon.

   Según informaron a Europa Press fuentes de Emergencias Madrid, los equipos sanitarios desplazados hasta la zona se encontraron con que el joven presentaba una posible contusión miocardiaca y estaba inconsciente.

   Durante su traslado al hospital Clínico, entró en parada cardiorrespiratoria y posteriormente falleció. Las mismas fuentes destacaron que la víctima no presentaba heridas de arma blanca y no tenía sangre.

   De momento no hay detenidos, pero el grupo V de Homicidios está tomando declaración a testigos. En los hechos se podrían haber visto implicados tres porteros que de momento no están localizados.

Etiquetas:violencia callejera