Home

Diario YA


 

El ex concejal de Batasuna agilizó los trámites para la celebración de un mítin de EB

Balda reconoce ante Velasco sus sospechas de que tras la petición de Álvarez había un acto político

Redacción Madrid. 9 de octubre. El ex concejal de Batasuna en San Sebastián Iñigo Balda admitió hoy ante el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco que agilizó los trámites para que la formación ilegalizada obtuviera el permiso para la celebración del mitín en el Velódromo de Anoeta (San Sebastían) tras solicitárselo el líder batasuno Joseba Álvarez, informaron fuentes jurídicas. Este ex dirigente de la izquierda 'abertzale' prestó declaración como testigo en la causa en la que se investiga al ex portavoz de Batasuna Arnaldo Otegi por vulnerar la ilegalización de esta formación durante la celebración de aquel acto en noviembre de 2004.

   Las mismas fuentes precisaron que Balda reconoció ante el juez sus sospechas de que detrás de la petición de Álvarez se encontraba la intención de celebrar un acto político a pesar de la ilegalización. En aquel momento, Balda ya no era concejal en el Ayuntamiento de San Sebastián -cargo que ejerció durante seis años- debido a la ilegalización de Batasuna, pero las fuentes consultadas apuntaron a la posibilidad de que usase sus contactos dentro del consistorio para facilitar el permiso para la celebración del acto.

   No obstante, durante toda su declaración, el ex concejal -actualmente en prisión por formar parte de la Mesa Nacional de Batasuna- aseguró no acordarse de nada debido a que, según dijo, "han pasado cuatro años". Por ello no pudo asegurar si en el mitin se profirieron gritos en favor de ETA o si se mostraron imágenes de presos de la banda tal y como le preguntó la acusación popular ejercida por el Foro Ermua.

   También hoy declararon como testigos ante el juez Velasco Gorka Iriarte Sáenz -detenido en 2003 como presunto miembro del aparato de captación de ETA-, y Aitor Inocencio Liguerzana, arrestado en agosto de 1997 como presunto miembro de un 'Grupo Y' de ETA. Estas citaciones responden a que el 23 de noviembre de 2004 Iriarte fue detenido en un control de la Guardia Civil en el que se le incautó diverso material relacionado con la banda.

   Concretamente, explicaron las mismas fuentes, el control tuvo lugar en la carretera de Villareal (Álava) y se le aprehendieron el número 106 del 'Zutabe' y el número 82 de 'Zuzen', ambos boletines internos de ETA, así como pegatimas con el emblema de ETA. Iriarte explicó entonces que ese material se lo había entregado Inocencio Liguerzana a quien, a su vez, se lo habían repartido en el mitín de Anoeta.

Sin embargo, durante la declaración de hoy, Iriarte, quien negó haber asistido al mitin, se desdijo de aquellas declaraciones y aseguró que el material lo repartieron unos encapuchados por las calles de Vitoria. Por su parte, Inocencio también negó su asistencia al acto y añadió que a Iriarte tan solo le conocía de vista. En base a estas contradicciones, el Foro Ermua aseguró que solicitará en esta causa las declaraciones de los guardias civiles que intervinieron en dicho control y en caso de ratificarse, la asociación pedirá la deducción de testimonio para Iriarte.

Esta causa, reactivada la semana pasada por el juez Central de Instrucción Número 6 de la Audiencia Nacional permanecía paralizada desde el mes de febrero de 2006, poco antes del inicio del alto el fuego permanente decretado por la banda terrorista ETA el 24 de marzo de ese año.

Otegi está imputado junto a los miembros de la formación ilegalizada Joseba Permach y Joseba Álvarez, por los delitos de enaltecimiento del terrorismo y reunión ilegal. Además, contra el ex portavoz de la formación pesa también la acusación de desobediencia grave al Tribunal Supremo, que declaró ilegal Batasuna en marzo de 2003.

El juez reactivó esta causa a petición del Foro de Ermua, personado en la misma como acusación popular. Ayer mismo, Velasco visionó en su despacho un video que recoge imágenes del mitin y que obra en el sumario y tiene previsto además interrogar a la histórica militante de Herri Batasuna Itxiar Aizpurua. Esta declaración estaba incialmente prevista para el próximo día 16, pero, de momento, ha sido suspendida.

Otegi, Álvarez y Permach acudieron a declarar como imputados ante el juez Félix Degayón -que sustituía entonces a Juan Del Olmo en el Juzgado Central de Instrucción número 6- el 3 de febrero de 2006. Todos ellos se limitaron a asegurar ante este magistrado que el acto de Anoeta trataba de presentar una propuesta de paz que realizaron en el ejercicio de sus derechos como ciudadanos y parlamentarios.

 

 

Etiquetas:ETAterrorismotribunales