Principal

Diario YA

 

Barcelona, un buen lugar para invertir en vivienda

La mejora económica después de la gran crisis que hemos estado viviendo estos años es un hecho. Prueba de ello lo tenemos en la infinidad de inmobiliarias y oportunidades en el sector que se están abriendo en estos últimos 2/3 años.

Existen extranjeros, como por ejemplo los ingleses, que tienen propiedades de gran valor y, con lo que sacan por su piso excelentemente situado en Londres, se pueden llegar a comprar un piso de cuatro plantas en Barcelona. Luego, después de una reforma integral, los pisos se ponen a la venta en el mercado de alquiler y, cuando pase un tiempo prudencial, se pueden vender.

Este es uno de los variados ejemplos existentes y que dejan bien claro que, para los inversores extranjeros, nuestro país y Barcelona en concreto son un buen lugar donde operar. Para la población barcelonesa, puede ser también una oportunidad vender su piso en Barcelona.

Comprar piso en Barcelona una oportunidad inversora

Actualmente, vender piso en barcelona es, si se pone un precio acorde a la oferta, sinónimo de buena inversión y buen valor por la vivienda. Todo depende, como es normal, de la zona, pero por lo general es así. Existen muchos pisos en zonas con tanta solera como el Raval, que tienen muchos años y necesitan reformas integrales, con lo que muchos propietarios prefieren vender sacarse un buen pellizco y no complicarse la vida. Los alquileres no suelen bajar de los 1.000 euros, para que nos hagamos una idea de los precios.

Tanto si hablamos del alquiler como de compra, en estos últimos tiempos, los británicos especialmente han sido una de las nacionalidades que más se han dado cuenta de lo rentable que es invertir en Barcelona. El Brexit ha tenido efecto, gracias al cual cada vez existen más inversores que suelen tantear la compra de suelo. Por el momento, dicen los especialistas, que hay más tanteo que compra, pero es cuestión de tiempo.

Otros sectores, dicen que, a nacionalidades como la inglesa, Brexit aparte, le sale más rentable invertir y vender aquí, pues ganan más dinero que en Londres o Manchester. En los últimos años se ha ido viendo como estas zonas barcelonesas, cada vez se ven más liberadas de ancianos y pasan a ser compradas en muchos casos por otros ingleses que compran las viviendas que compran sus compatriotas en Barcelona. A nivel económico, son de las pocas nacionalidades que pueden permitírselo.

Cerca de un 18 % de las compraventas de viviendas en España por parte de extranjeros las realizaron los británicos, seguidos de franceses, alemanes, suecos o belgas.

En el caso barcelonés, las operaciones se concentran en la zona centro, barrios como Raval, Eixample o Born. Si queremos poner nuestro piso a la venta, Damlex Realty está entre las más destacadas, pues es de las más especializadas en la venta de propiedades al mercado extranjero. La inmobiliaria Damlex Realty cuenta con experiencia en el sector y eso siempre es tranquilizador.

Como decíamos en las primeras líneas, el buen momento del sector después de años complicados, hace especialmente aconsejable que se apueste por profesionales que conozcan de verdad el sector, como es el caso de Damlex Realty.

El mercado español es muy atractivo para quien quiere invertir, pero ¿cuál es la razón? Quizás la alta rentabilidad de las operaciones y la estabilidad actual que ofrece en un momento de bajos tipos de interés y de volatilidad en los mercados.

Los inversores internacionales se dividen en dos tipos: El primer tipo es el pequeño inversor que apuesta por el mercado residencial. En el caso del segundo, buscan oficinas y los edificios mayores de 5.000 metros cuadrados, suelen ser fondos de inversión.

Para finalizar, algún dato clarificador respecto a las oficinas. En la capital catalana alquilar una oficina es 7,35 veces más económico que hacerlo en Londres. Las diferencias de precios son abismales.

Barcelona es una de las principales ciudades del mundo a nivel turístico y junto con otras zonas de España, como Levante, las islas o Madrid, son altamente interesantes para el inversor que busca realizar una operación brillante al menor coste posible en un país que tiene además una inmejorable situación a nivel estratégico. La situación no puede ser más propicia actualmente y los inversores son conscientes de ello.