Home

Diario YA

Beneficios de la revolución proptech

No es ninguna locura afirmar que el mercado inmobiliario tradicionalmente ha sido uno de los sectores más opacos y con menos innovación tecnológica. Por lo menos eso podíamos decir hasta hace un par de años, porque desde 2016 el sector inmobiliario está experimentado una revolución difícil de ver en otros sectores. Además, siempre ha sido un sector económico muy rentable, en el que apenas se han necesitado innovaciones ni cambios para llegar a tener beneficios. 

Sin embargo, la crisis económica provocó el cierre de miles de empresas en España, la mayoría de ellas enmarcadas en el sector de la construcción y en el inmobiliario. Consecuentemente, todo aquel que está queriendo operar en este mercado está obligado a reinventarse. Así, los típicos agentes inmobiliarios o las agencias inmobiliarias, que actúan como meros intermediarios entre vendedor y comprador están viendo amenazadas sus posiciones. Las nuevas tecnologías que están aportando valor al mercado inmobiliario, están siendo adoptadas por startups y no tanto por las empresas ya existentes, que se han quedado estancadas en el pasado. Ese valor añadido es percibido y aprovechado por el cliente final, ya sea en forma de ahorro de comisiones, de agilización de procesos e incluso en forma de necesidades relacionadas con un comportamiento más digital del consumidor.

La tecnología como vía de escape

La única vía para aportar ese valor es aplicar la tecnología al real estate, y el resultado son las empresas denominadas proptech. Este tipo de empresas aplica innovaciones y nuevas tecnologías con el objetivo de simplificar los procesos en la compraventa de pisos para mejorar la experiencia de cliente y reducir sus costes de transacción. Hasta la entrada de estas empresas, el mercado se ha caracterizado por tener procesos complejos e interminables para el ciudadano de a pie. De esta manera, hace 3 años el tiempo medio de venta era de 10,6 meses. 

Los beneficios para el cliente  

Sin embargo, gracias a la entrada de estas nuevas startups en el mercado, actualmente, los tiempos de venta de un inmueble se han reducido drásticamente y los procesos se han simplificado hasta puntos inimaginables. Asimismo, gracias a los procesos de digitalización, las nuevas generaciones que son nativas tecnológicas pueden satisfacer su necesidad de tener un servicio inmobiliario totalmente digital.  
 
Ahora si un usuario quiere vender su casa tiene varias opciones innovadoras como los marketplaces online que son más similares a las inmobiliarias tradicionales o un homebuyer como Clicpiso, una startup que compra pisos directamente sin intermediarios y además paga al instante, gracias a la digitalización de todos sus procesos y la innovación tecnológica que ha desarrollado. De esta manera, los tiempos de venta se ven reducidos en casi un 98%, pasando de más de 10 meses y medio a tan sólo 7 días.

Con esta última opción, el principal beneficiado de esta revolución tecnológica es el usuario final de los servicios, el cliente. Quien quiera vender una casa con Clicpiso, sólo tiene que rellenar un breve formulario online, y quien quiera comprar una casa, tiene un amplio catálogo en su web para encontrar el piso de sus sueños, que además ha pasado por la certificación más completa del mercado y cuenta con un año de seguro del hogar totalmente gratis. Tanto esta startup tecnológica como las demás, se centran en digitalizar los procesos para reducir los gastos de compra de una vivienda del cliente, ya que sólo deberá pagar sus obligaciones fiscales, los gastos de notaría y los del Registro de Propiedad.