Home

Diario YA


 

presidente de la reserva federal

Bernanke cree que la economía norteamericana se recuperará en 2010

Redacción Madrid. 16 de marzo.

El presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, aseguró el domingo que el peligro de que se repita el fenómeno de la Gran Depresión, que tuvo lugar en los años 30, ha quedado atrás. En una entrevista concedida a un canal de televisión estadounidense, Bernanke infundió esperanzas en la población al afirmar que esperaba que la recesión económica en su país finalice al terminar el año.

Asimismo, dijo que esperaba que la recuperación comience a principios del próximo año. "Este declive (económico) empezará a moderarse y empezaremos a ver una nivelación", dijo Bernanke en el programa "60 Minutos" de la cadena CBS.

Sin embargo, pese al marcado optimismo de sus afirmaciones, el líder de la Fed señaló que el mundo estuvo muy cerca de un colapso financiero en septiembre de 2008, antes de que los gobiernos decidieran intervenir.

Es inusual que el presidente de la Fed se dirija a los medios de esta manera, pero Bernanke optó por participar en la entrevista dado lo extraordinario de las circunstancias. Sus comentarios tienen lugar después de que el gobierno del Reino Unido advirtiese sobre la importancia crucial de la próxima reunión del G-20 (el grupo formado por las principales potencias económicas del planeta) para evitar que se repita una crisis como la de los años 30.

Bernanke se mostró convencido de que la recuperación comenzará en 2010 y de que los últimos desarrollos en los esfuerzos por paliar la crisis han generado un aumento en la confianza. No obstante, enfatizó que el principal riesgo que amenaza la recuperación es la falta de voluntad política para resolver los problemas que afectan la economía. Su temor es que los líderes políticos y el público en general retiren su apoyo a los esfuerzos dirigidos a estabilizar el debilitado sistema bancario. "Si no hay voluntad política, no hay compromiso en pos de la recuperación", aseguró Bernanke, quien dijo además que la inversión de 500.000 millones de dólares hecha por el gobierno estadounidense había permitido estabilizar el mercado hipotecario. Pese a las buenas noticias auguradas por Bernanke, cabe recordar que el índice de desempleo en Estados Unidos aumentó a un 8,1% en febrero, el nivel más alto desde diciembre de 1983.

 

Etiquetas:crisis economicaObama