Principal

Diario YA

Syndicate contentRSS
Experiencia de un viaje

Borgoña: turismo, cultura y gastronomía

José Buitrago

Cuando emprendimos este viaje a la región de Borgoña en Francia, no sabíamos nada de este destino, tan sólo nos habían dicho que era un lugar muy acogedor, de gentes muy agradables y con muchas cosas por descubrir.

A primera hora de la mañana emprendimos nuestro viaje desde Madrid a Paris con la compañía AIR FRANCE, la cual nos atendió de maravilla durante nuestro recorrido, ofreciéndonos,  prensa, revistas y naturalmente sus aperitivos a bordo de sus azafatas con la elegancia y simpatía que les caracteriza. En apenas 2 horas aterrizamos en el aeropuerto Charles de Gaulle de Paris sin apenas habernos dado cuenta del tiempo transcurrido.
Una vez llegados a Paris, allí nos esperaban varias personas del Turismo de Borgoña para llevarnos en vehículo privado hasta nuestro primer destino Auxerre, que se encuentra de Paris a unos 200 kilómetros por carretera.
Nada más llegar a primeras horas de la tarde, nos estaba esperando un barco de la compañía L´Hirondille en la orilla del río Yonne para realizar un recorrido fluvial de una hora por los alrededores de Auxerre de esta naviera que se dedica a los viajes turísticos de esta zona de Auxerre en el que incluyen la visita turística, asÍ como el almuerzo a petición del viajero a bordo durante la travesía.

Más tarde nos acercamos a visitar las bodegas Bailly que está enclavada en la montaña y que tiene su bodega en el interior de la montaña en antiguas canteras que datan de la era segundaria, durante más de ocho siglos (del siglo XII al siglo XX) es lo que explica su importante superficie de cuatro hectáreas. Se abandonan las canteras a principios del siglo XX y se reutilizan rápidamente como criadero de champiñones. En 1972, viticultores crean las Bodegas de Bailly, reutilizando este lugar excepcional bajo la roca que garantiza condiciones de temperatura de 12º, una obra sin precedentes y que merece la pena admirar en un lugar único. Actualmente, son aproximadamente setenta viticultores los que permiten la elaboración del excelente “Cremant de Borgoña” un vino muy parecido al cava , el cual pudimos degustar.

AUXERRE
Auxerre, que se pronuncia “Oserr” tiene 40.000 habitantes y es la capital de la provincia del Yonne, ubicada al norte de la región de Borgoña y que limita con la región parisina. La región del Yonne también ha forjado su historia y su prestigio al pie de sus viñas; y en particular Chablis que ha sido embajador de la riqueza de su vino blanco. Cada año en la provincia del Yonne hay dos importantes citas, dos fiestas; La Saint Vincent Tournante de Grand Auxerrois (mediados de enero) y la de Saint Vicent Tournante du Chablisien (principios de febrero), unas buenas fechas para degustar sus vinos.
Auxerre tiene en su río Yonne su principal baluarte en su existencia y en el comercio que originó en los siglos anteriores.
Su cristianización de las Galias se cristalizó en la ciudad de Auxerre en el siglo V con la construcción de su catedral. Su obispo más ilustre fue Saint Germain (418-448), un hombre con fe, política e inteligencia, que introdujo el movimiento de construcción del monasterio de Auxerre y edificios que rodeaban la ciudad, formando un “muro de santos”.
Durante la Edad Media, los Condes de Auxerre financiaron la construcción de un nuevo recinto (finales siglo XI y XII) que fue integrado dentro de las murallas de protección.
Vino, cultivo de la tierra, la madera flotante a París y el comercio fueron de la ciudad las principales actividades económicas en el momento. La necesidad de transportar estos productos a través de vías de agua dio lugar a una comunidad marinero mayor.
La guerra de los Cien Años y guerras de religión, trajo miseria y desolación como lo hizo en otros lugares.
Durante el siglo XVIII las murallas medievales se daban de baja. En tiempos de revolución Auxerre perdió su titulo como ciudad catedral y en 1804 se convirtió en la prefatura del departamento de Yonne.
Desde 1976, Auxerre tiene una zona protegida, 67 hectáreas (el segundo más grande después de Dijon en Borgoña) y obtuvo la etiqueta de “Ciudad de Arte e Historia” en 1995.
Actualmente Auxerre es una ciudad preciosa con mucha vida y son unos habitantes muy activos y agradables que ven el futuro con mucha ilusión.
También sus habitantes disfrutan con un emblema que tienen, el AJ AUXERRE un equipo de fútbol de la primera división francesa que es el orgullo de la ciudad cuando juega en su estadio arropado por sus fieles seguidores.
De entre sus monumentos más representativos nos quedamos con dos la Abadía de Saint Germain y la Catedral de Saint Etienne.
La Abadía de Saint Germain, su belleza se divisa desde el río Yonne, desde donde se ve una iglesia abacial que data de los siglos XIII y XIV con un claustro sublime y salas magníficas, como la sala de los monjes, la sacristía y sus criptas del siglo IX.
La Catedral de Saint Etienne, representa una obra maestra del arte medieval (siglos XI-XV) y moderno (siglos XVI-XVIII). Su cripta está adornada con varias pinturas murales entre las cuales se encuentra el famoso “Christ a Cheval” (Cristo a caballo) de finales del siglo XI, obra mayor del arte románico del siglo XI.

La región de Borgoña es famosa por su rica gastronomía en el mundo entero. Una buena razón es la variedad de platos cocinados que podemos saborear y llevarnos a la boca, desde sus exquisitos pescados, tanto cocinados como a la plancha, su salmón en su punto bien aderezado, como sus sabrosas y jugosas carnes, todos estos platos enriquecidos con una variedad selección de guarniciones, así como sus deliciosos postres artesanales y no podemos olvidarnos de sus célebres tablas de quesos de todas las clases de sabores y que son mundialmente famosas.

Merece la pena destacar de entre los platos preparados y las especialidades que podemos encontrar en la región de la Borgoña a la firma Le Borvo, una empresa dedicada a la fabricación de productos artesanales y donde destaca por excelencia la preparación y elaboración del salmón ahumado de gran calidad, una joya presentada como etiqueta principal de esta gran empresa dedicada a la restauración en su gama más alta y donde pudimos comprobar con qué cariño se hacen las conservas que ellos producen y como tienen en su propia fábrica un amplísimo museo en el que te explican todo lo relacionado del mundo de las conservas desde muchos años anteriores hasta ahora.

TREIGNY
Uno de los lugares que más nos impactó fue la construcción del castillo Guedelon Medieval, en lo más profundo de un  bosque apartado, un equipo de personas ha decidido realizar una gran hazaña, la construcción de un  Castillo con la misma técnica y materiales utilizados en la Edad Media.
Los materiales necesarios para la construcción del Castillo –madera, piedra, tierra arena y arcilla en una cantera abandonada y que sirve de trabajo para carpinteros, leñadores, herreros, albañiles, cesteros, carretas con su caballos, todos están trabajando para la construcción de un Castillo.
El proyecto se inició en 1997 y está previsto terminarlo en el año 2025. Guedelon ofrece una única oportunidad de presenciar las diferentes etapas de la fase de construcción de un Castillo. Además brinda la oportunidad de sacar conclusiones a: académicos, historiadores, arquitectos, profesores, etc.,. Es sin lugar a dudas un gran reto.

VEZELAY
Esta comarca debe su origen a una abadía benedictina en la que se conservaban las reliquias de Santa María Magdalena.
La colina y la Abadía de Vézelay están clasificadas por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad desde 1979. Comprendida en el camino de Santiago de Compostela, lo peregrinos de marzo a octubre, todavía pasan por ella en su peregrinaje.
La basílica de Santa María Magdalena de Vézelay es una obra maestra de la arquitectura románica del siglo XII, reconstruida por Eugéne Viollet-le-duc en 1840; la basílica posee una nave románica acabada en 1140 bajo las órdenes del abad Ponce de Montboissier.
Pasear por esta ciudad es una delicia por su tranquilidad y por sus calles empinadas. Dentro del casco urbano hay un lugar que se debe visitar por el contenido de su arte, es el Museo Zervos, un recinto lleno de obras de arte de infinidad  de pintores y donde despuntan las innumerables pinturas del célebre pintor español Pablo Picasso.

NOYERS-SUR-SEREIN
Al este de Auxerrre en el departamento de Yonne de Borgoña, se encuentra este municipio medieval encantador en las orillas del río Serein en el entorno de la campiña de Chablis.
Noyers es un pueblo muy atractivo, con el centro muy bien conservado del siglo XV medieval y cuando uno se adentra se encuentra como si estuviera en otra época, desde las casas entramadas de madera, a las casa de piedra muy bien conservadas. En total hay 78 monumentos históricos en el pueblo.
Pasear por las calles de Noyers disfrutando de su tranquilidad y de su arquitectura y paisaje es una delicia para la vista del viajero.
 
CHABLIS
La comarca de Chablis tiene una gran fama mundial por sus excelentes vinos blancos, que ocupan el primer rango en Francia, tienen el cuerpo, la finura y una blancura encantadora.
Las Bodegas Jean-Marc Brocard tienen una gran reputación en Chablis por sus inmensos viñedos, sus grandes instalaciones y sobretodo por la calidad de sus vinos blancos, los cuales pudimos degustar y nos sorprendieron gratamente. Pudimos comprobar como recolectan la uva, la llevan a los depósitos para prensarla y después la analizan, siempre dentro de un riguroso control por parte de su personal técnico. 

Después de un amplio recorrido por la región de Borgoña, nos quedamos con sus gentes, cultura y gastronomía.
 

Etiquetas:Ocio y turismo