Home

Diario YA

Cómo conseguir un préstamo online en el acto

El sector financiero es uno de los que más ha cambiado con la generalización de internet. En la actualidad no solo tenemos nuevos tipos de servicio como el crowdlending, sino también posibilidades para conseguir servicios mucho más baratos, como por ejemplo las transferencias internacionales de dinero gracias a las carteras electrónicas, en comparación con las tarifas que aplicaban los banco en el pasado a la hora de hacerlas; o servicios mucho más rápidos, como pueden ser los préstamos online en el acto.
Estos últimos, están disfrutando de mucha popularidad entre los consumidores. La posibilidad de conseguir dinero en efectivo rápidamente puede ser de gran ayuda en situaciones determinadas. Entre sus ventajas, están los pocos requisitos que exigen a los clientes. Algo que ofrecen a cambio de un precio relativo sensiblemente más alto que el de otros tipos de préstamo. No obstante, incluso ese tipo de financiamiento exige algunos puntos clave a los consumidores, sin los que es imposible o altamente improbable que ningún prestamista vaya a aceptar conceder el préstamo.

Ser mayor de edad
Un préstamo es un contrato, incluso si se hiciera oralmente, lo cual desaconseja cualquier experto. Por tanto, para entrar en ese tipo de relación con alguien se requiere que las dos partes tengan capacidad de obrar.
Un menor, incluso teniendo un trabajo, necesitaría la autorización de sus padres para obtener un préstamo, a no ser que estuviese ya emancipado.
Ser residente en España
Para demostrarlo necesitarás tener un DNI o un NIE si eres extranjero. Sin él, la gran mayoría de prestamistas no aceptarán darte un servicio de financiación.
Tener ingresos regulares
A pesar de que en muchas ocasiones se publicitan como préstamos sin nómina, los prestamistas solicitarán al cliente algún tipo de ingreso regular. No tiene por qué ser una nómina. Por ejemplo, pueden aceptar clientes que sean pensionistas.
Tener una cuenta bancaria en España
Por motivos del papeleo exigido por los acuerdos internacionales contra el blanqueo de capitales, muchos prestamistas exigen que el cliente sea titular de una cuenta bancaria en España.
Ser titular de una línea telefónica
Lo necesitan para comunicarse contigo, si es necesario, durante el préstamo. Te exigirán que seas titular del teléfono que les des porque así podrán demostrar que efectivamente te notificaron lo que fuese cuando se hayan puesto en contacto contigo.
Todos estos factores, son prácticamente ineludibles sin importar el prestamista. Otros que son bastante habituales son:
Estar dispuesto a iniciar sesión en tu banco a través de una app en la web del prestamista
Esto les permite comprobar tu saldo y movimientos para poder estudiar tu solvencia, mediante un software automatizado que es lo que les permite dar una respuesta a tu solicitud en el acto.
Sin esto, un agente tendría que estudiar tu solicitud de préstamo y la decisión se retrasaría bastante.
Tener correo electrónico
Sirve cualquier correo electrónico gratuito que puedas crear en Gmail, Outlook, etc., así que este requisito no debería ser ningún problema.
Lo único que necesitas es tener acceso al correo que des porque ellos probablemente querrán comprobar que lo tienes enviándote un correo con un link en el que tendrás que pulsar para demostrar que realmente puedes ver ese correo.