Home

Diario YA


 

Difícilmente dos partes pueden ponerse de acuerdo, cuando existe un abismo diferenciador

Cómo dejar de abortar... sin excusas

Carlos de Castro. Difícilmente dos partes pueden ponerse de acuerdo, cuando existe un abismo diferenciador de tal magnitud, que no nos deja distinguir la noche del día, el blanco del negro o la muerte y la vida. Tratemos de esta última dualidad que reposa sobre “el aborto”, en el que unos defienden la vida de un no-nacido y sus derechos y otros la inexistencia de dicha vida y/o los derechos de la madre sobre su cuerpo.
Sentarse a negociar una solución sobre la vida y la muerte, recordando a más de 100.000 abortos ocurridos en España solo en 2013 y cerca de 2 millones desde 1985, es como para no olvidar otros genocidios a lo largo de nuestra historia. Con una diferencia sobre el resto de exterminios… este genocidio (el aborto) aún no ha terminado, continua en el tiempo y debemos por tanto ayudar en la medida de lo posible a que salven sus vidas más de 100.000 seres humanos en 2014 y más de 2 millones (siguiendo las mismas estadísticas) en los próximos 30 años en España.
Las principales razones para abortar, que actualmente nos encontramos en cualquier foro y que coinciden con publicaciones estadísticas se basan en: grave situación económica, demasiado jóvenes o mayores para ser madres, derecho de la madre sobre su cuerpo, mala situación laboral, débil situación afectiva, falta de apoyo en entorno familiar, violación, malformación (síndrome de Down… etc).Sin duda existen más razones, pero inapreciables a nivel estadístico, como vemos a continuación (fuente: “El Mundo”, 15/06/2012):  
Bajo el testimonio de 5.100 mujeres que abortaron en 2012 en España, el 48,47% respondió que no querían ser madres o serlo de nuevo, el 30,2% por razones económicas y laborales,el 8,87% se veían madres muy jóvenes o muy mayores, el 6,79% por razones afectivas y falta de apoyo familiar y el 5,08% por patología fetal.
Existe una solución (que no es nueva) que puede aplicarse a cualquiera de las  razones anteriormente descritas y por tanto invalidar dichos argumentos, dejando la autopista libre a la vida. Antes de describirla, quisiera indicar a todas las mujeres que creen que son dueñas de su cuerpo, que efectivamente lo son y tienen razón, todo ser humano tiene derecho a ser libre, lo contrario lo denominamos esclavitud, por ello uno es libre de hacer con su cuerpo lo que quiera… pero NO con el cuerpo de los demás, menos aun si me permiten con el cuerpo de sus entrañas. Porque ni la mujer ni el hombre son dueños de las vidas de sus hijos, ese derecho que desean adquirir, ni existe en el ser humano, ni jamás les fue otorgado ni ética ni moralmente.
La solución al aborto que presentamos está basada en los centros de acogida para mujeres embarazadas, estos ya existen, pero su número en la actualidad es irrisorio y como no podía ser de otra forma están atendidos por religiosas u organizaciones muy pequeñas con escasos recursos económicos, pero involucradas con este gravísimo problema.
Los Centros o casas de acogida a mujeres embarazadas, deben estar mantenidos por el estado español, al igual que lo están en gran medida, las casas de acogida a la drogadicción, al sida… etc. Para ello se deberá elevar al parlamento una resolución explicita en este sentido, en el que el estado se haga cargo en estas casas de acogida, de cualquier mujer que no desee quedarse con su hijo por las razones antes mencionadas, resolviendo durante el tiempo que permanezca en la casa, cualquier problema de tipo económico, médico o necesidad de dicha persona, incluyendo en estos servicios, una habitación propia y digna para ella, manutención, formación si lo necesitara en lo profesional, e incluso un pago mensual para sus gastos básicos, de tal forma que dicha persona se encuentre anímica, económica y socialmente acogida. Por lo que no existirán motivos económicos, ni laborales, ni afectivos, ni de malformación… ni cualquier otra excusa comprensible o no, que pueda negarle a un niño su vida. Pues existe actualmente en España una gran cola en las administraciones públicas, de parejas que desean adoptar a niños sanos y no tan sanos…   ¿Cuál es la razón entonces para negar la vida a este ser humano?, ¿ qué empeño o razón puede mover a una mujer, teniendo solucionado su problema económico, laboral, afectivo…etc. El privar de la vida a su hijo?. El Centro de acogida le dará privacidad, familiaridad y todo cuanto necesite, incluso una formación laboral si fuera necesario, durante el periodo de permanencia. Podrá optar por quedarse con su hijo si así lo desea al final de este tiempo de permanencia en el Centro. No existe ninguna razón ni siquiera la violación, que haga culpable al ser humano que lleva en su seno. La única y exclusiva razón, sería la de perder su propia vida si dicha gestación siguiera adelante… las estadísticas descritas anteriormente, no recogen un solo caso de este tipo……
Si somos capaces de atender estas razones para abortar con soluciones en este sentido y que el gobierno atienda definitivamente y rigurosamente este problema, dedicando una mínima partida de sus presupuestos a esta solución… estaremos salvando 2 millones de vidas en los próximos 30 años, rebajaremos este genocidio a sus mínimos ... y finalmente habremos contribuido entre todos a mejorar una sociedad enferma en sus valores.
 

Etiquetas:aborto