Home

Diario YA


 

Cómo reciclar los paquetes de los regalos de Reyes

Se calcula que en los días navideños, en España, se recogerán más de 870 toneladas de papel y cartón, lo que supone aproximadamente una quinta parte de lo recogido a lo largo del año.
En estos días de frío, puede ser tentador deshacerse de todos los residuos en el mismo contenedor, pero desde aquí queremos hacer un llamamiento para que nadie se acomode y se haga el pequeño esfuerzo de llevar el papel y cartón al contenedor azul más cercano.
Cuando lo hagas, sigue estas recomendaciones:
•    Separa el papel y cartón de lo que no lo es. Si los embalajes incluyen plásticos u otros materiales, sepáralos y deshazte de cada uno en el contenedor adecuado.
•    Trata de plegar las cajas y papeles. Uno de los problemas de los embalajes es el alto volumen que ocupan. Aunque en las plantas cuentan con prensas para reducir el volumen de los residuos, los contenedores no las incorporan, de modo que si todos doblamos nuestros residuos en la medida de lo posible, evitaremos que se llenen.
•    Evita los días de fiesta. Si tienes sitio en casa, esperar un par de días a que pase la locura de los reyes puede ser de utilidad. Generalmente, la gente deja los residuos que no caben al lado del contenedor, pero en días ventosos como los que estamos teniendo este invierno, eso puede resultar en que los materiales salgan volando. Si puedes esperar un poco para evitar aglomeraciones, sería lo mejor.

Merece la pena
Tras Alemania, España es el segundo país de Europa que más recicla con un 78 % del papel y cartón. Tu esfuerzo no será en vano.
Se calcula que por cada tonelada de papel reciclado, se evita la tala de 18 árboles. Actualmente, World Wild Life calcula que cada año desaparecen árboles que ocupan un área equivalente a la superficie de Portugal.
Los árboles ayudan a evitar el efecto invernadero y mantener la calidad del aire y son fundamentales para que muchos ecosistemas sean sostenibles. Su desaparición, no solo implica la pérdida de flora, sino también la de muchas especies animales que dependen de ellos.
Además, si el papel no se recicla, aunque en sí mismo es biodegradable, durante su deterioro puede expulsar materiales contaminantes, como el cloro, que se utilizan para su fabricación y preparación comercial.
Tu pequeña aportación, puede marcar la diferencia.