Home

Diario YA


 

el Gobierno de la República Popular de China está retirando de forma sistemática las cruces de las iglesias cristianas

CARF: La caída más importante en China no es la de la Bolsa

Daniel Ponce Alegre. Teólogo y Antropólogo. En los últimos meses, el Gobierno de la República Popular de China está retirando de forma sistemática las cruces de las iglesias cristianas. Esta violación de los Derechos Humanos no es de la más mínima preocupación para la comunidad política y prensa internacionales que sí están extremadamente preocupados por la caída de la Bolsa China y de sus exportaciones o poder adquisitivo para la compra de deuda de otros países, como por ejemplo de España.

Las Autoridades Gubernamentales chinas han informado y este Dario lo ha llegado a saber a través del Centro Académico Romano Fundación - CARF, que " la religión es algo del ámbito privado y que no deben existir símbolos exteriores ni manifestaciones públicas religiosas ". La realidad, y la verdadera motivación del Gobierno Comunista de China, es otra bien distinta pues esta política no es antirreligiosa en un sentido amplio sino concrétamente anticristiana pues las comunidades budistas y taoistas, o de otras manifestaciones " religiosas " como el confucionismo, el shinto o las expresiones animistas del interior de China y las regiones centroasiáticas, no sufren de estas medidas y acciones gubernamentales, y sí en cambio los cristianos. Un sacerdote, del que obviamente mantenemos el anonimato, nos ha informado que en una parroquia de su provincia hay un monte, y entre los árboles hay una cruz de piedra que no está muy visible.

Un campesino del lugar sabe que el gobierno chino está retirando las cruces pero él, con gran fe y dando ejemplo a los jóvenes, afirma convencido que sólo sabe que la cruz es su vida y que si se quiere retirar la cruz se habrá de retirar su vida, así que él todas las mañanas se abraza a la cruz. Al mismo tiempo se nos informa que un seminarista que ha terminado los estudios de teología y está a la espera de su ordenación por parte de su obispo, ha recibido el consejo de no regresar hasta que termine todos los estudios que incluyen la licenciatura y el doctorado en Derecho Canónico en la Universidad de Navarra y en la Pontificia Universidad de la Santa Cruz, universidades que mantienen una calidad académica y plan de vida cristiano excelentes gracias a la labor del Opus Dei.

Dicha labor abnegada de los que constituyen el Centro Académico Romano Fundación permite a muchos seminaristas y no seminaristas formarse " en la sana Doctrina según Cristo Jesús el Señor ", y de ellos yo también he aprendido mucho, y en especial de mi querido amigo y hermano en Cristo Jesús, fallecido el 7 de agosto, Alejandro Cantero Fariña al que conocí hace ya casi 10 años cuando estaba yo en la Secretaría Particular del entonces Arzobispo de Valencia, D. Agustín, Card. García Gasco, del que este año se cumplen 5 años de su " dormir en el Señor ". De Alejandro no digo que aplicaba con exquisita atención el consejo evangélico de " lo que haga tu mano derecha que no lo sepa tu izquierda ", en imitación de San Josémaria Escrivá de Balaguer y del Maestro Jesucristo y todas sus relaciones y donaciones eran para el Reino: " hay eunucos por causa del Reino de los Cielos " y " ad maior gloriam Dei ".

Así, para concluir no me queda otra cosa que pedir al Dios Viviente, nuestro Padre Jahvé de los Ejércitos, y a Jesucristo el Señor, que lo recuerden el Día de la Resurrección, que sigan bendiciendo a la actividad de la Fundación CARF en el desarrollo de plantar la semilla del Reino de Dios hasta la Vuelta del Señor Jesús, y en lo que a nosotros nos toca que oremos por ellos y los apoyemos en la medida y forma que podamos hasta el Fin. Amén. ¡ Ven Señor Jesús !.

danielrev1.1@hotmail.com.

Etiquetas:Daniel Ponceopus deichina