Home

Diario YA

el ex dirigente comunista, temeroso de que garzón pueda imputarle los atroces asesinatos de paracuellos del jarama

Carrillo pone las barbas a remojar

Redacción Madrid. 28 de Octubre.

    El ex secretario general del Partido Comunista, Santiago Carrillo, afirmó hoy que la iniciativa del juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón de juzgar los crímenes cometidos durante la Guerra Civil y el Franquismo, "plantea un problema que está en la realidad" y que quienes debían haberlo abordado, "no lo han hecho". Así, reconoció que "no es el mejor camino" pero que "tampoco" va a criticarlo.

   En una rueda de prensa ofrecida hoy, el ex dirigente comunista destacó que "llevar el tema de la Memoria Histórica a una resolución de jueces" es un "error", una "carabina de ambrosio". "Tal como está la magistratura en estos momentos no podemos hacernos muchas ilusiones", afirmó. Carrillo se refería así al recurso presentado por el fiscal jefe de la Audiencia Nacional, Javier Zaragoza, que solicita al pleno de la sala de lo penal de este tribunal que anule el auto de Garzón.

   Carrillo explicó que "el camino" sería que las cámaras parlamentarias, Congreso y Senado, presentaran una resolución que "condenase la sublevación" de Francisco Franco y el resto de militares que se sublevaron contra el régimen de la Segunda República y los años de la dictadura, negándole cualquier tipo de "justificación".  

   También incidió en que es el Estado quien debe "preocuparse" por dar sepultura "cristiana o civil" a los asesinados y "reivindicar" el nombre de las víctimas republicanas. En este sentido, aclaró que, aunque "es verdad" que en ambos bandos se cometieron "barbaridades" durante la Guerra Civil, las víctimas nacionales fueron "reivindicadas y homenajeadas" durante los 40 años de Franquismo y los republicanos "juzgados" y fusilados" por sus crímenes.

   Explicó que ésta es la razón por la cual Garzón se amparó en la Ley de Amnistía de 1977 para absolver a algunos dirigentes comunistas, como fue su caso por los 'sucesos de Paracuellos', pero la ignora ahora al juzgar los crímenes franquistas. Así, se preguntó refiriéndose a las voces que piden que ambos bandos sean ahora juzgados, si hay que condenar "dos veces" a los republicanos.

   También destacó que los crímenes cometidos por el bando nacional fueron "sustancialmente mayores" y, "lo más importante", siguieron cometiéndose una vez acabada la Guerra Civil y proclamada la paz. "Si hubiera ganado la República no hubiera habido miles de asesinados tras terminarse la Guerra", apostilló.

   Por otro lado se mostró reacio a que se publiquen los nombres de los "asesinos" del bando sublevado, ya que, en su opinión, "caería sobre la cabeza" de sus hijos y nietos y no supondría "ni frío ni calor" para ellos, que ya están muertos. "Muchos hijos de vencedores luchaban entonces contra la dictadura y, los nietos, son ahora gente democrática", remachó.

Etiquetas:garzónmemoria histórica