Home

Diario YA

Cataluña, la autonomía más deficitaria en el sistema de pensiones

De acuerdo a las cifras publicadas por la Intervención General de la Seguridad Social, analizadas por Convivencia Cívica Catalana, correspondientes a 2016, la Comunidad de Madrid es la autonomía española con un mayor saldo positivo para la Seguridad Social, de tal forma que los ingresos vía cotizaciones de los madrileños superan a los gastos en pensiones en Madrid en 1.527 millones de euros. En números positivos, tras Madrid, figuran Baleares (406 millones) y Canarias (320 millones).

En la situación opuesta, la comunidad más deficitaria de España para la Seguridad Social es Cataluña, con 3.240 millones de euros de déficit. Es decir, las cotizaciones sociales pagadas por los afiliados catalanes son insuficientes para pagar las pensiones sufragadas por la Seguridad Social en Cataluña. Le siguen, también en números rojos, Andalucía (3.111 millones) y Galicia (2.528 millones).

A nivel provincial, la demarcación que provoca más números rojos a la Seguridad Social estatal es Barcelona, con 2.588 millones de euros de déficit, seguida por Asturias (2.327 millones) y Vizcaya (1.394 millones).

La Seguridad Social es desde hace años significativamente deficitaria en Cataluña principalmente por 3 motivos:

1. El ratio fundamental para la sostenibilidad del sistema, es decir, la relación entre afiliaciones y pensiones, es en Cataluña de 2.01, inferior al resto de España (2.08).

2. La pensión media que paga el Estado a los pensionistas catalanes es más elevada (un 4.6%) que al resto de pensionistas españoles.

3. El número de pensionistas en Cataluña es sustancialmente superior al correspondiente a su población. En Cataluña reside sólo el 16% de la población española, pero, sin embargo, se cobran el 17.9% de todas las pensiones que paga el Estado.

Dado el déficit del sistema de la Seguridad Social en Cataluña debido a los factores mencionados, en una hipotética Cataluña separada del resto de España las pensiones consideramos que sufrirían una disminución del 15% si fueran sólo sufragadas con las cotizaciones de los afiliados catalanes y sin aportaciones de la Seguridad Social estatal. Ello significaría que la pensión media de un pensionista catalán bajaría en 144 euros mensuales.
 

Etiquetas:cataluñaMadrid