Home

Diario YA


 

CBD, el componente del cannabis del que todos hablan

La tan esperada legalización del cannabis trae consigo temas de discusión que no toros esperaban abordar. Para muchos el tema central es su uso recreativo, pero lo que más importa a un gran grupo es el CBD o Cannabidiol, su principal componente medicinal.

El cannabis que no coloca

Los productos hechos a base de CBD se elaboran con las mismas variedades de cannabis que algunas personas usan para fumar. Por supuesto, estos productos son el resultado de un largo proceso que se centra en separar el THC del CBD y potenciar este último.
El THC es el cannabinoide encargado de los efectos psicoactivos del cannabis, esos que popularmente se dice que “colocan” o “burlan”. Por otro lado, el CBD ayuda a aumentar la sensación de bienestar, pero no coloca. Aprende aquí más sobre los inofensivos efectos psicoactivos del CBD.
Dicho eso, el consumo de estos productos en las dosis recomendadas de 20-25 mg al día, no colocara a nadie.
Ni siquiera exceder cinco veces la dosis recomendada podría llevar a los consumidores a ese efecto de relajación en euforia placentera pues los neuroreceptores CB1 y CB2, que es donde actúa el THC, son antagonista del CBD, así que es científicamente imposible, sobre todo si el producto contiene menos de 0,03% de THC y la concentración del CBD es de al menos 2,5%.

Usos médicos probados

Este es el motivo por el que los productos a base de CBD están en boca de todos, su uso médico.
Es un hecho reconocido por la comunidad médica internacional que el aceite de CBD es el tratamiento anticonvulsivo más efectivo en dos tipos de síndromes infantiles.
Además, también es utilizado como un tratamiento efectivo contra la rigidez que causan diversos tipos de esclerosis.
Y eso no es todo, pues se conoce que personas con las siguientes enfermedades o condiciones consumen aceite de CBD, grageas o tabletas para tratar el dolor o los efectos secundarios de sus tratamientos médicos:
Neuralgia
Cáncer de mama
Cáncer de colon
Enfermedad de Crohn
Ansiedad clínica
Depresión clínica
En los últimos años ha crecido el número de estudios enfocados en demostrar los efectos del CBD en pacientes con la enfermedad de Alzheimer, esto después que un estudio inicial arrojara resultados positivos para ralentizar el avance de la enfermedad.
Los estudios han demostrado que efectos antiinflamatorios, anticonvulsivantes y ansiolíticos en el cannabidiol, pero se cree que aún no se conocen todos su usos pues el sistema nervioso central y simpático existen cientos de tipos de receptores capaces de interactuar con este cannabinoide.

Alternativa de bajo costo

Este es probablemente el mito más fácil de desmentir, pues con una rápida búsqueda en Google se pueden conseguir los precios de estos productos.
Se estima que para el consumo de las dosis más simples de 20-25 mg al día, el tratamiento de una semana puede costar entre 15€ y 110€ según la concentración de CBD.
Esos precios no son para anda una alternativa costosa. Aunque es cierto que algunos medicamentos que contienen pueden alcanzar precios mayores. De cualquier manera, la recomendación siempre es preferir calidad antes que precios bajos.
Lo mejor de todo es que el negocio del CBD está en auge y se estima que para 2023 crezca un 400% de su valor de mercado a finales de 2019.
Un mercado mejor posicionada y con reglas más clara podría significar un ajuste para mejor en los costos, un beneficio más para los pacientes.
Acabar con los mitos y los estigmas sobre el CBD solamente traerá consigo mejoras en la salud, economía y en la sociedad en general.