Home

Diario YA

Serie: España sobre el Dragón Chino ( I )

"China brinda Universalidad a España"

Daniel Ponce Alegre.
Pontificia Academia Eclesiástica, de CC. Sociales y Políticas.

Con esta frase, pronunciada en el año 1617 por el Sinólogo español D. Diego de Pantoja, sj, hemos querido desde el Diario Ya, y yo personalmente, dar comienzo a una serie de artículos de Análisis Político que hemos titulado:
 " España sobre el Dragón Chino ".
Estos próximos artículos, Dios mediante, van a basarse en los siguientes ejes programáticos:
1 - En la formación teológica, filosófica e histórica que adquirí durante  las décadas de 1993 - 2013 en el Pontificio Instituto Bíblico, Teológico y Oriental, de la que ya hice uso en pasados artículos, en especial durante el año 2015.
2 - En la formación que estoy adquiriendo de la London School of Economics sobre Historia y Relaciones Internacionales entre China y Occidente.
 3 - En el análisis internacional ( análisis actual y prospectivo ) de las relaciones entre China y el resto del continente euroasiático, prestando más atención a la oportunidad que supone para España el fortalecimiento de las relaciones y cooperación con China, en especial desde que la actual Unión Europea ha evidenciado su fracaso a causa de burócratas y empresarios desalmados sometidos a la Sinarquía Sionista y a las políticas uniformizantes al servicio de un Nuevo Orden Mundial.
Un ejemplo reciente de la conveniencia por las fuertes relaciones de cooperación Hispano-Chinas es el siguiente:
El tren de carga de más largo recorrido del mundo sale de España y llega a China usando una " autopista comercial ": Madrid - Yiwu.
24 horas tarda en recorrer los 13.000 km que enlazan la Capital de España con el centro de producción y distribución más grande del mundo.
España sería considerada periférica si el centro del mundo fuera París o Berlín, y dejaría de serlo si se establecerían dos ejes comerciales:
Desde Valencia a Hong Kong, con el foco en el Mar Mediterráneo, y desde Algeciras, convirtiéndose entonces España en proa comercial hacia el Atlántico en lugar de periferia, y con el refuerzo del Puerto Mediterráneo de Valencia ( siendo en este punto concreto valiosísima la labor del empresariado chino en la región y de instituciones locales como el Instituto Confucio de Valencia, dirigido por D. Vicente Andreu ).
En este caso, la prosperidad que llegaría a todo el Levante y Sur Español ( analizándolo desde una perspectiva histórica, con la que entendemos España como Provincia Hispánica, con Marruecos y Argelia como parte ) permitiría mantener el Peñón de Gibraltar fuera de la actual UE, y por lo tanto del Reino Unido, y sería fundamental para el objetivo perdido (desde la Presidencia del Almirante Carrero Blanco ) de la agotada, por culpa del sometimiento a la UE y OTAN, Estrategia de Seguridad Nacional de España.
La Estrategia Hispano-China denominada: " Un Cinturón, Una Autopista " sería materializable con la Estrategia que hemos mencionado arriba.
El hecho de denominar a esta Estrategia Nacional de " Cinturón " supone que es de doble sentido:
Este-Oeste ( China-España; España-China ) y Norte-Sur ( España-África; África-España, entendiendo África como aquellos países regados por el Mar Mediterráneo y con Tradición y Culturas Grecorromanas )
Este doble sentido sólo es materializable y funcional ( no está de más volverlo a recordar ) si entendemos España como Hispania, como Península Ibérica, convirtiéndola en núcleo de transporte transcontinental, con estructuras de transporte y suministro unificadoras como los Corredores Mediterráneo-Atlántico o el Plan Hidrológico Nacional.
Todo ello además consigue que España deje de ser el " Finisterre de Eurasia " y pase a ser la Proa del Eje Euroasiático hacia el Atlántico y hacia África. Se hace así aún más evidente la necesidad de potenciar las relaciones con la región " provincia " marroquí y fortalecer un enlace más estructurado, sólido y eficiente con Marruecos, por ejemplo mediante el Proyecto de Túnel del Estrecho, siendo claves en esta operación estratégica las Islas Canarias ( que seculármente han sido en el Atlántico el punto de partida de las travesías de ultramar hacia América ) para que España y la Comunidad Hispánica se vean reforzadas por el empuje de China, siendo España el núcleo vertebrador físico y el fundamento lingüístico, cultural e incluso Religioso en el que China se desarrolla comercialmente.
Dejamos en este punto el presente artículo y análisis introductorio, con el que hemos querido dar una visión global de la importancia de las actuales relaciones internacionales entre España y China desde una postura bilateral, regional y geoestratégica, y todo ello a su vez desde un enfoque económico ( transporte, insfraestructuras, energía... ), cultural ( conocimiento histórico, lingüístico, artístico... ) y teológico ( con un profundo estudio comparado de la filosofía y antropología de las religiones en occidente y oriente, y del cristianismo de manera especial ).
En el próximo artículo, Dios mediante, iremos al Génesis de China pues es el mejor fundamento para bien entenderla.