Home

Diario YA

Combina tus colgantes y crea un atuendo impactante

Los accesorios juegan un papel fundamental en el atuendo de toda mujer. Contar con una amplia variedad en diseños y materiales ofrece la oportunidad de darle un toque diferente a cada estilo. Los colgantes suelen ser uno de los elementos principales que debemos considerar en el momento de completar nuestro atuendo, es impresionante cómo un simple accesorio puede darle un poco de brillo a nuestra apariencia.

Crea un estilo delicado y femenino
Los colgantes son accesorios delicados que quedan bien con una gran variedad de atuendos, este detalle sutil ayuda a crear un estilo femenino que resalta la delicadeza y sencillez de tus rasgos. Aquellos que nunca pueden faltar en el repertorio de una chica son los collares y colgantes de plata, fáciles de combinar y apropiados para cualquier ocasión. Si eres amante de este accesorio, lo mejor será optar por colgantes de plata baratos para que puedas disponer de una gran variedad sin necesidad de gastar mucho dinero.
El principal aspecto, para optar por esta opción, es que aunque se cambie la manera de llevarlos, son unos accesorios que no pasan de moda y siempre van acorde con cualquier ocasión. La manera en la que nos arreglamos es una forma de mostrar nuestra personalidad a simple vista, es por esto por lo que se deben elegir diseños que vayan acorde con nuestros gustos y forma de ser. No queremos comprar algo que luego no vayamos a utilizar porque no combine con ninguno de nuestros atuendos.

Ideas para combinar tus colgantes con la ropa
Aunque los colgantes son muy fáciles y versátiles de usar, si realmente queremos destacar cada aspecto de nuestro atuendo, es importante realizar una combinación apropiada. El estilo de una persona se construye a partir de la unión armónica de cada uno de los elementos, si los pensamos de manera aislada, probablemente los resultados no serán los óptimos. A continuación, te dejamos algunas sugerencias sobre cómo llevar tus colgantes para que los luzcas con creatividad y originalidad.
Para crear un aspecto cómodo y casual, lo mejor es optar por colgantes de plata cortos combinándolos con una camiseta sencilla de cuello redondo y unos vaqueros. Este atuendo te hará lucir fresca y juvenil, y resaltará la delicadeza y sencillez para los días en los que no queremos llamar la atención.
Cuando llegan los días de verano, en los que prefieres utilizar escotes más pronunciados, lo ideal es utilizar collares o colgantes largos con medallas llamativas para crear un toque sensual y divertido. Sólo debes recordar que cuando combines un colgante largo con un escote, el colgante nunca debe ser más largo, todo se trata de crear armonía y no disparidad entre las piezas.
Si estás buscando un estilo discreto, pero no quieres pasar desapercibida, utilizar gargantillas sencillas le dará un toque de brillo a tu cara. En este caso, los diseños minimalistas son el complemento ideal para lucir bien y reflejar discreción y elegancia. Para cada ocasión se puede hacer una combinación apropiada que te haga lucir única y a la moda, mientras más variedad de colgantes tengas, más posibilidades tendrás de impactar.

Últimas tendencias
Una moda que ha vuelto para quedarse durante un buen período tiempo es combinar varios collares y colgantes para crear un estilo fresco y original. Lo importante en el momento de realizar tu selección, es que pienses en el resultado final para que se vea delicado, no querrás sobrecargar el cuello con tantas cosas. Utilizar entre 3 y 4 collares delicados puestos en distintos niveles es la forma de completar tu estilo para estar a la moda con lo último en tendencia.
Llevar siempre un colgante con una moneda o una medalla son símbolos de protección y fortuna. Si te gustan los astros, puedes conseguir una gran variedad de lunas, soles y estrellas que le darán un toque mágico a tu atuendo. Los colgantes de cordón crean un efecto sutil que puede ser utilizado solo o en combinación con otros. Finalmente, déjate llevar y pon tu creatividad en acción, si tienes varios colgantes, atrévete a mezclarlos y usa más de uno a la vez. Pero siempre recuerda que la línea entre lucir delicada y lucir recargada es muy fina, así que piensa bien qué apariencia quieres crear y dale un toque original a tu atuendo.