Home

Diario YA


 

Consejos para comprar un frigorífico

¿Estás pensando en remodelar el espacio de la cocina, pero no sabes que frigorífico elegir? Comprar un frigorífico de buena calidad y a un costo accesible es posible en estos días. En el siguiente artículo, te brindamos consejos prácticos que harán que se te facilite la elección.

¿Cuáles son los tipos más comunes de frigoríficos?
El mercado ofrece innumerables opciones. Se debe tener en cuenta los modelos que sean de gran calidad en consideración con el precio. Los frigoríficos más comunes y económicos son los convencionales, estos cuentan con un solo motor.
Luego están los frigoríficos combi que tienen dos motores, uno para la parte de refrigeración y otro para el congelador. Por último, se encuentran los frigoríficos side by side. Estos tienen dos puertas verticales, una para el congelador y otra para la parte de refrigeración.

¿Qué aspectos resultan imprescindibles a la hora de comprar un frigorífico?
Uno de los principales aspectos a tener en consideración, es la calidad y eficiencia del electrodoméstico. Hay opciones que resultan accesibles y que no relegan la calidad del mismo. Con estos consejos, vas a tener en cuenta los factores más resaltantes que a la hora de comprar un frigorífico.

Determinar el espacio
La elección de un frigorífico va a depender principalmente del espacio de la casa. Si eres una persona que tiene mucha familia, es preferible comprar frigoríficos sin congelador. Este tipo de equipos, resulta beneficioso porque todo el espacio de almacenamiento es exclusivo para los alimentos de rápido consumo.
Sin embargo, conviene comprar un congelador vertical aparte para almacenar los productos que requieran mayor enfriamiento. Si la casa es pequeña, es mejor comprar un frigorífico que se adapte a espacios reducidos con una capacidad entre los 50 y 150 litros.

Almacenamiento interno
Sea cual sea el espacio donde se vaya a ubicar el frigorífico, conviene que su almacenamiento interno sea el más apropiado. Existen cantidad de modelos que tienen cajas o cestas que se deslizan y distribuyen bastante bien el espacio. Esto con el fin de que sea más fácil ubicar los alimentos y sea mejor realizar la limpieza.
También conviene elegir un equipo que tenga una buena iluminación interna para apreciar mejor el contenido que se almacena. Hay equipos cuyos cajones son transparentes, esto también ayuda a que se vea mejor la disposición de los alimentos.

Etiqueta energética y clase climática
Actualmente, los frigoríficos cuentan con una etiqueta que indica cuál es su capacidad energética. Allí se muestran letras que van desde la A+++ hasta la G. Teniendo en cuenta que la vida útil de un frigorífico puede llegar hasta los 10 o 15 años, conviene optar por comprar uno de clase A+++.
Esto puede resultar más costoso en el momento, pero no a largo plazo, ya que invertir en este tipo de tecnología, garantiza un ahorro significativo, reduciendo en gran medida los gastos energéticos. Asimismo, hay que fijarse en la ficha que indica la clase climática, la cual indica la temperatura ambiente en la que puede trabajar el equipo.

Nivel de ruido y sistema No frost
El ruido que genera este tipo de electrodomésticos, se mide en decibelios. Los mejores valores a la hora de comprar un frigorífico deben rondar entre los 40 y 45 dB. Esto garantiza que el equipo no haga demasiado ruido, lo cual resulta sumamente molesto.
El sistema no frost, permite que no se acumule escarcha en las paredes del electrodoméstico que le puedan caer a los alimentos. No contar con este sistema, puede resultar bastante molesto, por lo tanto, es mejor comprar frigoríficos que hagan uso de este sistema.
Es importante tomar todos estos aspectos en consideración a la hora de comprar un frigorífico. Ya que hay gran variedad de modelos que se adaptan mejor a las necesidades y al presupuesto de cada usuario.