Home

Diario YA

Consejos que puedes seguir para mejorar tu salud

Seguramente, mucha más gente de la que imaginamos trabaja en una oficina, y por ende pasa la mayoría de horas del día sentado en una silla delante de una pantalla de ordenador. Asimismo, todos estos trabajadores que desempeñan su labor en una oficina, puede que piensen de forma frecuente que su salud no debe estar en muy buen estado.

Debido a esto, se han creado una serie de consejos que podemos seguir si trabajamos en una oficina y nuestro horario laboral no nos permite tener el tiempo necesario para practicar deporte o realizar alguna actividad física para mantenernos en forma y gozar de buena salud.

Así pues, si este es el caso, si no tenemos tiempo libre para cuidarnos explícitamente, ¿por qué no hacerlo mientras trabajamos? Todos estos consejos no afectarán en absoluto a nuestra jornada laboral y veremos cómo podemos llevar a cabo todas estas pequeñas estrategias para mantener nuestro cuerpo y mente en un equilibrio saludable.

Muchas de las rutinas que tomamos a diario pueden dañarnos poco a poco aún sin nisiquiera darnos cuenta. Por ello, vamos a ver todo aquello que podemos corregir para cambiarlo por buenos hábitos.

En primer lugar, veremos que cuidar nuestra postura, así como nuestra higiene postural es algo completamente imprescindible, ya que evitaremos dolores de espalda y futuros problemas probablemente más graves. Para ello, se recomienda tener a nuestra disposición Sillas de Escritorio que sean adecuadas en nuestras oficinas.

Gracias a un mobiliario de mejor calidad que nos proporcione la confortabilidad adecuada, veremos cómo sus trabajadores mejoran su rendimiento. Si sumamos al tener una buena silla, el cuidado de la postura, veremos que el éxito está asegurado. Para lograr una buena postura deberemos tener los pies apoyados en el suelo, la espalda completamente recta y los brazos correctamente apoyados sobre los reposabrazos.  

Además de todo esto, la altura de todos los elementos que estamos utilizando también es importante. Por esta precisa razón, tendremos que tener la pantalla del ordenador justo en frente de nuestros ojos, siguiendo una línea recta. De igual modo, la silla de escritorio la tendremos que regular hasta que esté en una altura perfecta para el escritorio en cuestión.

¿Qué puedo hacer para tener un estilo de vida saludable en la oficina?

Seguidamente, veremos que los trabajadores de oficina deben evitar ante cualquier circunstancia el sedentarismo. Con esto, queremos decir que el estilo de vida sedentario ha de ser completamente erradicado de sus vidas, puesto que ya tienen un trabajo que les obliga a pasar demasiadas horas sentados. 

Así pues, una de las ideas más útiles para esto es caminar. Si vamos andando a los sitios, incluso al trabajo, por ejemplo, veremos cómo nuestra salud mejora y estaremos directamente evitando enfermedades que suele provocar el sedentarismo, como la obesidad, la diabetes o incluso algún que otro problema cardiovascular.

No obstante, parece haber ocasiones en las que una rutina sedentaria es bastante evidente, y no es fácil salir de ella. Pensemos en los estudiantes, o en este tipo de trabajadores de los que venimos hablando a lo largo de este artículo.

Como idea final, podemos añadir los snack sanos. Hay muchas cosas que podemos sustituir en nuestra alimentación, como los snacks rápidos o la comida basura. Será tan sencillo como cambiar las típicas barritas de cereales que llevan muchos azúcares añadidos por una pieza de fruta. Simple, natural y delicioso.