Principal

Diario YA

 

 

Créditos rápidos en fin de semana

Nunca se sabe con cuanta emergencia nos puede surgir un problema económico que requiera de una liquidez inmediata y no podemos disponer de las vías de financiación tradicional, como la tarjeta de crédito o un préstamo personal bancario. Desde luego, no es una situación idónea y va a requerir tomar medidas bastante extremas. En el caso de que te encuentres inmerso en una situación como esa, lo primero que te recomendamos es sopesar adecuadamente el verdadero grado de necesidad ¿realmente necesitas el dinero este mismo fin de semana? ¿No puede esperar 24 ó 48 horas? Si tras meditarlo adecuadamente, llegas a la conclusión de que, efectivamente, necesitas el dinero en pleno fin de semana, entonces puedes dirigirte a una de las empresas de préstamos rápidos que operan durante los fines de semana.

Asegúrate de que tramitan los créditos en fin de semana

El hecho de la que website de una empresa de créditos rápidos esté operativa durante el fin de semana, no significa necesariamente que vayan a tramitar tu solicitud del préstamo en sábado, domingo o cualquier otro día festivo. Muchas de estas entidades, retoman la gestión de las solicitudes el primer día hábil laboral después de que la realización de dichas solicitudes haya tenido lugar.

Es decir, por mucho que lleves a cabo la solicitud, e incluso aunque la empresa se promocione como de “crédito en 24 horas”, la concesión no tendrá lugar hasta el lunes o el siguiente día laboral.

Cómo funcionan las entidades prestamistas en fin de semana

Afortunadamente, existe un pequeño puñado de entidades de créditos rápidos que atienden a sus clientes en sábado, domingo o festivos. Son éstas a las que debes acudir si el crédito es de máxima urgencia. En estos casos, puedes contar con que el dinero será transmitido a tu cuenta en pocos minutos, incluso aunque sea de madrugada. Esto es gracias a que la gestión tiene lugar de forma totalmente automatizada; es decir, no suele haber intermediación por parte de una persona o, de haberla, es mínima.

Por ese motivo, es totalmente necesario consignar todos los datos que se nos requieran de forma correcta y fidedigna, dado que en caso de que el programa de gestión encuentre alguna incongruencia, la concesión del crédito será rechazada.

Los préstamos en fin de semana sólo sirven para pequeñas urgencias

La única limitación que difícilmente podrás resolver es el hecho de que los créditos rápidos concedidos durante el fin de semana son de un importe más bien reducido.

• Kredito24: on esta entidad es posible solicitar hasta un máximo de 750 euros, siendo la cantidad mínima los 75 euros. El crédito debe ser devuelto en un periodo que va desde los 7 hasta los 30 días. Tiene la particularidad de que admite a clientes que figuren en el registro de morosidad ASNEF.

• Vivus concede créditos de entre 50 y 800 euros, los cuales deben ser devueltos en un plazo mínimo de 7 días y un máximo de 30 días. En el caso de que se trate de un primer crédito, éste es concedido de forma totalmente gratuita y automática en apenas 24 horas.

• Wonga: Wonga concede cantidades entre los 50 euros y los 600 euros. Al igual que el caso anterior, el importe debe ser devuelto en un plazo de 1 semana como mínimo y 1 mes como máximo. El primer crédito tiene un coste fijo de 5 euros y un plazo de devolución de hasta 60 días.

Sólo para contingencias de extrema urgencia

Ten en cuenta que la rapidez con la que estos créditos son otorgados implica un incremento en el riesgo que asumen estas entidades. Después de todos, la comprobación de los niveles de solvencia de los solicitantes es algo más reducida de lo normal. Por ese motivo, los intereses cobrados suelen ser también más elevados que la media del sector. Motivo más que suficiente para limitarse a utilizar estas alternativas, única y exclusivamente en los momentos de máxima urgencia.

Estas son las empresas que actualmente conceden créditos rápidos incluso en fin de semana o en día festivo. Se trata de una solución para casos extremos y contingencias que no puedan esperar ni un solo día.