Home

Diario YA


 

Cultura

José Luis Jiménez. 24 de enero.

Salvador Dalí (I)

Ayer se cumplió el 20 aniversario de la muerte en Figueras (Gerona) de un auténtico genio. Una de las figuras mundiales más carismáticas del siglo XX. De una personalidad compleja e, incluso, atormentada en algunos aspectos. Salvador Domingo, Felipe, Jacinto Dali Doménech Cusi y Farrés, Marqués de Dalí y Pubol, figura por méritos propios entre las figuras más destacadas del arte del pasado siglo. En el Museo Dalí de Figueras, con un índice de visitas sorprendente y comparable a cualquier gran museo del mundo, se puede contemplar. Hasta el próximo día 18 de Marzo, una de sus obras más emblemáticas "La persistencia de la memoria", cedida por el MOMA (Museum of Modern Art) de Nueva York. Conocido popularmente como "Los relojes blandos", es la primera vez que se expone en España. Esta obra se ha convertido en un auténtico icono, y es una de las joyas de la colección del MOMA. Como todo aquello que se ha convertido en símbolo, la realidad es diferente a la imagen que hemos podido crearnos. No nos encontramos ante una obra de gran tamaño. Es un óleo sobre madera de 24x33 cm. Y sobre el mismo, y lo que el pintor quiere mostrarnos, se han sustentado numerosas teorias. Fué pintado en 1931, y pertenece al museo norteamericano por una donación desde 1934, y ha salido pocas veces de allí. Bastantes años después, en 1980 se hace aún más popular, al ser comercializado como joyas. En el año que lo pinta, escribe, faceta no tan conocida suya, <<El amor y la memoria>> y <<La sombra de la noche avanza>>, que es como una gran premonición de los años trágicos que le esperan a su querida España.
 
Con motivo de este 20 aniversario, se han publicado varios libros. Gutemberg entrará en los textos dalinianos con <<La metamorfosis del Narciso>>. Y Siruela presenta tres obras. En <<¿Porqué se ataca a la Gioconda?>> recoge una serie de textos escritos entre 1927 y 1928, que fueron publicados en la revista "Oui", y que aquí son ofrecidos en su totalidad. <<El camino de Dalí>>, de Gómez de Liaño, es la transcripción de los diarios del autor que escribió sobre sus contactos con el pintor. En <<El fenómeno del éxtasis>> Juan José Lahuerta realiza un análisis profundo sobre entender la carrera de Dalí y todo lo relacionado con el surrealismo. Pero no quiero dejar de señalar un libro, ya descatalogado, de la editorial Dyrsa, escrito en 1985 por Antonio D. Olano, en el que tenemos un acercamiento muy personal a su vida y su obra hasta entonces. No es el único que Olano ha escrito sobre el pintor. Creo que Olano es el periodiata y escritor que mejor ha sabido reflejar numerosos aspectos de la trayectoria de dos de los grandes genios de la pintura del siglo XX: Salvador Dalí y Picasso. Precisamente sobre éste último acaba de publicar <<El señor de las palomas>> . La razón primordial para poderlo hacer es que fué muy amigo personal de ambos, con un contacto estrecho a lo largo de años. Y no son solo estos dos personajes a los que estuvo muy unido, la lista de celebridades sería enorme. Un solo ejemplo: las fotos que existen de la estancia en Madrid del Che Guevara se hicieron gracias al periodista, que fué su guia en la capital de España. Se conocían de La Habana. Se que Olano está preparando un libro, parece que en varios tomos, de sus memorias. Será un auténtico regalo.
 
Parece que existen proyectos en el mundo del cine sobre Salvador Dalí, con nombres tan señeros como Banderas y Pacino. La Warner Bross le dedicó un cortometraje, "Dough fot the Do-Do". Los Simpsons también le han dedicado su homenaje. Además de su faceta de pintor, tenemos la de un dibujante excepcional, hizo incursiones importantes al mundo del teatro y el ballet. Su faceta personal es impresionante, tanto en españa como fuera. De todos es conocida su estancia en la Residencia de Estudiantes, al llegar a Madrid en 1919, con Garcia Lorca y Buñue. Su  relación con Picasso es muy peculiar. Por lo que le voy a dedicar uno o dos comentarios para conocer un poco más de esa existencia, para muchos desconocida.
 
A modo de aperitivo, trascribo una parte, pequeña, de la <<Oda a Salvador Dalí>> de Federico García Lorca: "Una rosa en el alto jardín que tu deseas. / Una rueda en la pura sintaxis del acero / Desnuda la montaña de niebla impresionista / Los grises oteando sus balaustradas últimas / Los pintpres modernos, en sus blancos estudios, / cortan la flor asèptica de la raiz cuadrada / En las aguas del Sena un iceberg de mármol / enfria las ventanas y disipa la hiedra / El hombre pisa fuerte las calles enlosadas / Los cristales esquivan la magia del reflejo / El Gobierno ha cerrado las tiendas del perfume / La maquina eterniza sus compras binarias / .......... ¡Oh, Salvador Dalí de voz aceitunada! / No elogio tu perfecto pincel adolescente / ni tu color que ronda la color de tu tiempo, / pero alabo tus ansias de eterno limitado...." O su poema <<Surrealismo>>, que lee en Nueva York, a los periiodistas, en el que trata de explicar el significado del surrealismo: "Tengo horror a las bromas. / El surrealismo no es una broma. / El surrealismo es un raro veneno. / El surrealismo es el má viloento y peligroso  tóxico para la imaginación que hasta ahora / ha sido inventado por el domio del arte. / El surrealismo es irresistible y terriblemente contagioso. / ¡Ojo! Yo traigo el surrealismo. / Mucha gente en Nueva York está ya envenenada / con los vociferantes y maravillosos / efluvios del surrealismo"

Etiquetas:josé luis jiménez