Home

Diario YA

De la riqueza Hispanomarroquí: el modelo cartaginés romanoárabe

Daniel Ponce Alegre.Teólogo y Antropólogo.Delegado en Levante de Diplomacia S.XXI.Como norma general cuando pensamos, desde una perspectiva histórica, en las relaciones hispanomarroquíes pensamos en el periodo árabe, sin considerar los periodos romano y visigótico.
A la hora de analizar las relaciones entre estas regiones mediterráneas, claves en el extremo occidental del Mare Nostrum, debemos concluir que su periodo más próspero fue el que coincidió, por un lado, con el esplendor en Roma, siendo Hispania y todo sur del Mediterréneo, desde el lado más occidental del Atlas hasta Alejandría, lugares de reposo propicios para la actividad intelectual y espiritual fructíferas para de patricios, senadores, generales o ciudadanos romanos inquietos intelectual y espiritualmente con el conocimiento de la Verdad, así como también lugares propicios para un ocio nada virtuoso, pues en este mundo la virtud se entremezcla con la corrupción; y por otro lado, tras la disolución del Imperio Romano de Occidente, la prosperidad en estas regiones estuvo directamente relacionada con el esplendor también del Imperio Romano pero en este caso de Oriente, conocido como Bizancio por su denominación griega, cuya belleza artística, intelectual y comercial de materias primas procedentes, a través de la Ruta de la Seda, de China, Samarcanda, Babilonia, Alejandría, Arabia o India llegó hasta el extremo más occidental del continente euroasiático, a través de las calzadas y vías marítimas comerciales romanas y griegas, que que sirvieron para extender " toda la riqueza y sabiduría procedentes del oriente ": grecoromano, árabe y asiático.
Esta reflexión y análisis introductorio del artículo de hoy me permite mostrar la importancia de encuentros como el que se ha producido el pasado día 28 de Mayo en Cartagena en el Teatro Romano de la ciudad y que fue organizado por BMCE EuroServices, filial del Grupo marroquí BMCE Bank, en colaboración con el Consulado General del Reino de Marruecos en la persona del excelente diplomático, y amigo, el Excmo. Sr. Abdelaziz Jatim, con un amplia experiencia diplomática consolidada, y también en colaboración con la Cámara Oficial de Comercio, Industria, Servicios y Navegación de Cartagena.
El Encuentro que fue introducido por el Sr. D. Miguel Martínez Bernal, Presidente de la Cámara de Comercio, estuvo enfocado en la inversión en Marruecos, por parte de españoles o de marroquíes residentes en España.
El Sr. Cónsul, trató la cuestión específica del asesoramiento a los inversores marroquíes residentes en España.
El Sr. Adil Mesbahi, Director General de BMCE EuroServices se ocupó de presentar al Grupo marroquí y en concreto, de forma más extensa, a su filial europea, siendo la más reciente Delegación la de la ciudad de Málaga, inaugurada el pasado viernes.
La Sra. Consejera Económica de la Embajada del Reino de Marruecos, se ocupó de hablar de las oportunidades de inversión en Marruecos para españoles, así como de polos de desarrollo, destacando el papel del Puerto de Tánger.
El Sr. Mohammed Elguerrouj, Director General de la Agencia para el Desarrollo Agrícola de Marruecos, presentó el Programa Marruecos Verde de desarrollo agrícola no sólo en Marruecos sino en otras regiones del Magreb, destacando el papel de marruecos como plataforma europea y de EE.UU.
La Sra. Ghyzleine Massoun, habló de métodos de financiación para inversores.
A continuación se firmaron dos acuerdos de colaboración entre el Consulado General del Reino de Marruecos en Valencia y el Banco marroquí, y la Cámara de Comercio de Cartagena con la de Marruecos en España.
La Sra. Fatima Zhara Remmal del Banco marroquí habló de oportunidades de inversión en las regiones Centro Meridional y Norte Mediterráneo.
Como conclusión, y volviendo al argumento introductorio, recordar que la prosperidad de nuestras regiones romanas, y por lo tanto europeas, y su riqueza material pasa por reconocer que estamos unidos en la historia, en la cultura y en la forma de ser, esperando junto a este reconocimiento de la realidad, la Bendición de Dios, hasta que Vuelva el Mesías, como los marroquíes que son por tradición musulmanes de rito malequita, también esperan. Amén.

Etiquetas:Daniel Ponce