Home

Diario YA

están acusados de la muerte de un joven la pasada madrugada

Detenidos tres porteros de una discoteca de Madrid

Redacción Madrid. 15 de noviembre.

   Agentes de la Policía Nacional han detenido a tres porteros de una discoteca ubicada en el Paseo de Pintor Rosales por la muerte de un joven de 18 años ocurrida esta madrugada en las inmediaciones del local. Al parecer, los arrestados golpearon a la víctima, que falleció por una parada cardiorrespiratoria.

   Según informaron a Europa Press fuentes de la Jefatura Superior de Policía de Madrid, los agentes han detenido a David S.G., David A.D. y Antonio S.S., todos ellos españoles y con edades comprendidas entre los 25 y los 30 años, tras las investigaciones llevadas a cabo por el grupo V de homicidios y después de escuchar las declaraciones de varios testigos de la presunta agresión. A los detenidos se les acusa de haber cometido un delito de homicidio.

   Los hechos por los que estos tres hombres han sido arrestados se produjeron a las 5.30 horas de hoy cuando la víctima, que se encontraba con un grupo de jóvenes en el interior del local, fue requerido por los porteros, quienes le sacaron de las instalaciones y supuestamente le golpearon.

   Fuentes de Emergencias Madrid explicaron a Europa Press que los servicios de emergencia recibieron un aviso procedente del 112 en el que se alertaba de la presencia de una persona que podría haber sido agredida.

   Al llegar al lugar de los hechos, los facultativos se encontraron con un joven de 18 años tendido en una zona verde próxima a la discoteca y con un bajo nivel de conciencia. Posteriormente, el herido se quedó inconsciente, por lo que el Samur tuvo que practicarle maniobras de reanimación, que en un principio surtieron efecto.

   Sin embargo, el joven recayó, motivo por el que fue trasladado en ambulancia al Hospital Clínico de Madrid, donde finalmente falleció por una parada cardiorrespiratoria tras sufrir varias arritmias. Las mismas fuentes destacaron que la víctima no presentaba heridas de arma blanca y no tenía sangre.

Etiquetas:violencia callejera