Home

Diario YA

Disfruta de la telefonía móvil y de internet sin límites gracias a Pepephone

Desde la aparición del primer dispositivo móvil en 1973, la telefonía móvil ha evolucionado a pasos agigantados hasta el punto que la vida en la actualidad no puede concebirse sin el uso de este aparato.

Ha pasado de ser un simple teléfono, a convertirse en una herramienta de comunicación y trabajo que facilita la vida diaria.

¿Por qué escoger un operador móvil virtual?
La industria móvil se ha fusionado de forma inseparable debido al uso de internet, permitiendo a los usuarios disfrutar de los dos servicios en un sólo dispositivo, además de disfrutar cada día de servicios más amplios y con mejores precios, gracias a las ofertas que ofrecen las compañías de telecomunicaciones o las operadoras móviles virtuales.

Precisamente y gracias a una serie de reformas en las leyes, los operadores móviles virtuales han abierto una puerta en el mercado actual para ofrecer a los clientes mejores beneficios dentro del servicio móvil y con tarifas más competitivas.

No es un secreto que el mercado de la telefonía e internet estaba controlado por un grupo reducido de grandes compañías de telecomunicaciones, las mismas que con tradición en el mercado acaparaban toda la venta de dispositivos móviles, y de servicios relacionados con la telefonía y los servicios de internet.

Sin embargo, existe otro tipo de empresas que ofrecen los mismos servicios pero bajo un esquema diferente de venta, como son los operadores móviles virtuales. Este tipo de compañías trabajan bajo el soporte de las grandes corporaciones para proveer a los clientes de los servicios que ofrecen, utilizando toda su infraestructura en cuanto a antenas y redes.

El esquema de trabajo de estas empresas es muy sencillo, obtienen un gran volumen de clientes con un gasto reducido en sus operaciones, lo que les permite ofrecer muchas veces tarifas y planes a mejor precio, sobre todo en la modalidad de prepago.

La creciente competencia dentro de los operadores móviles virtuales ha hecho que cada día existan mejores tarifas y planes, ventaja que aprovechan los usuarios para obtener mejores beneficios en su servicio telefónico.

En España cada una de las corporaciones telefónicas (Movistar, Vodafone, Orange y Yoigo) sirven de plataforma para una decena de empresas de esta índole. Una de ella es Pepephone, aliada estratégica de Movistar y que desde hace más de 10 años trabaja en el mercado de operadores virtuales ofreciendo los planes más atractivos en telefonía e internet de todo el mercado.

Protege tu fibra gracias a Pepephone
Desde el año 2007 Pepephone se encuentra dentro del mercado español; primero estuvo bajo el soporte del Grupo Atento y ahora ha entrado a formar parte del Grupo MásMóvil, para ofrecer un servicio de primera calidad basado en una comunicación directa e informal que la diferencia del resto de sus competidores.

Para obtener más información sobre Pepephone puedes entrar en la Wikipedia, donde podrás conocer mejor los datos de la historia de la empresa y su evolución como operador móvil virtual dentro del mercado telefónico español.

La filosofía de trabajo de Pepephone se resume en sus principios como el trato privilegiado a los clientes fieles cuando existe alguna promoción o se mejoran algunos precios de los planes.

También tienen una visión diferente de trabajo, que ofrece flexibilidad para aceptar que cualquier cliente se cambie de plan en el momento que desee y evitando recargos en la instalación o en el alta.

Los precios con los que cuentan son los más competitivos del mercado, ya que no ofrecen regalos o números de atención al cliente especiales. Al contrario, suprimen todos estos supuestos beneficios para que pagues menos por el plan que más te convenga.

El plan de negocio de la empresa es de lo más sencillo posible
, basado en la no subvención de terminales y mucho menos ofreciendo equipos a cero euros. En cuanto al servicio al cliente, hacen todo lo posible por resolver tus dudas en la primera llamada, ya que la prioridad es resolver tus problemas y mejorar cada día.