Home

Diario YA


 

se trata del submarino nuclear hartford y de la nave anfibia new orleans

Dos navíos estadounidenses colisionan a la entrada del Golfo Pérsico

Redacción Madrid. 20 de marzo. Dos navíos militares estadounidenses, uno de ellos un submarino nuclear, chocaron en la madrugada del viernes en el estrecho de Ormuz, a la entrada del Golfo Pérsico, según informó el Comando de la Quinta Flota de los EE.UU. El submarino Hartford y la nave anfibia New Orleans chocaron en un "incidente bajo investigación" de acuerdo con el comunicado oficial de la marina estadounidense.
 
Sólo quince marinos del submarino resultaron "levemente" heridos y ya han regresado a sus trabajos. Tras la colisión, ambas naves siguieron su curso de navegación sin problemas. No obstante, la marina norteamericana informó que se están evaluando los daños pese a que la planta de propulsión del submarino no fue afectada por el accidente.
 
La principal consecuencia del choque afecta al medio ambiente, ya que se produjo un derrame de aproximadamente 80.000 litros de combustible diesel procedente del tanque del New Orleans.
 
Las dos naves se encuentran en el área como parte de las responsabilidades del Comando Central de la Marina de los EE.UU. en el manejo de Operaciones de Seguridad Marítima. Esas operaciones consisten "en establecer las condiciones para seguridad y estabilidad en ambientes marinos y complementar los esfuerzos de seguridad y anti- terrorismo de las naciones de la región", según se puede leer en el comunicado.
 
El estrecho de Ormuz es la entrada al Golfo Pérsico y es un área estratégica ya que por allí pasa el 40 por ciento del petróleo que se produce en el mundo. La Quinta Flota está basada en Bahrein y desde allí patrulla unos 20 millones de kilómetros cuadrados comprendidos entre la costa del este de Africa, el Medio Oriente y el Suroeste de Asia.
 
En las estrategias militares estadounidenses, el estrecho es de vital importancia, sobre todo por la posición estratégica que tiene Irán sobre él. La tensión que ha predominado en las relaciones que mantienen Washington y Teherán en los últimos tiempos debido a la polémica sobre las intenciones del programa de energía nuclear que desarrolla Irán, portavoces militares iraníes han asegurado que podrían cerrar el estrecho ante cualquier ataque.
 

En la zona se producen con frecuencia incidentes entre naves estadounidenses y fuerzas iraníes, como en enero pasado cuando el Pentágono presentó supuestas pruebas del acoso a uno de sus buques por lanchas rápidas iraníes, que Teherán achacó a una "prueba fabricada". 

Etiquetas:EEUU