Home

Diario YA


 

Editorial: "Como siempre"

Si alguien esperaba que los 21 años de cárcel hubieran obrado el milagro de transformar a De Juana en un ser humano, suponemos que a estas horas ya se habrá desengañado. Porque una de las mayores falacias del sistema pseudo- democrático en que vivimos consiste en hacer creer que la prisión es un lugar donde el malo (terrorista, delincuente, chorizo...) se "reinserta" en la sociedad. Un camelo que cada vez menos gente se traga. La cárcel sirve para pagar una deuda con la Justicia, y punto.

En algunos casos, como el de De Juana, en los que se sabe con certeza que el reo jamás dejará de ser un asesino en potencia, esa deuda no puede pagarse de otra forma que con la cadena perpetua. Conceder beneficios penitenciarios a un individuo que se mofa de las personas a las que él ha dejado viudas o huérfanas es un verdadero dislate, una atrocidad que también debería tener consecuencias penales.

Ahora que De Juana, ya libre, vuelve por sus fueros (a justificar la "lucha armada" del tiro en la nuca por la espalda) es de suponer que alguien tendrá que dar explicaciones al respecto, alguien tendrá que asumir responsabilidades. ¿Por qué se suelta a un tipo que quiere seguir matando?, ¿por qué no está detenido ya como autor de un delito de apología del terrorismo?, ¿cuántas aberraciones más tendrán que soportar las familias que este asesino ha destrozado sin piedad?

De Juana ha actuado como siempre: con altanería y retorcimiento. La Justicia, también como siempre: con torpeza e inoportunidad, y con una falta de sensibilidad terrible con las víctimas de ETA. En España, como siempre, la señora de la balanza está ciega, sorda, muda y sin recursos.

Martes, 5 de Agosto de 2008.

Etiquetas:editorial