Home

Diario YA


 

Editorial: "Maleni toma apuntes"

Pues miren, irse ahora mismo a Rusia para ver el bello espectáculo de la nieve, y admirarse de que el aeropuerto de Minsk no se "escogorcie" como el de Barajas, puede parecerle inútil a la mayoría de la gente, pero es posible que la ministra lo haga en previsión de próximos inviernos, en los cuales ella, como es lógico, se sigue viendo de titular de Fomento. Es decir, en el fondo es un acto de autoafirmación: aunque ustedes, españoles, no lo crean, yo seguiré en el puesto en 2010. Y lo tremendo no es que ella lo crea, sino que los demás estamos seguros de que así será.

Impagable imagen de Maleni con los guantes, echando vaho como las vaquitas, en medio de unos terribles -2 grados centígrados (o sea, 10 grados más de lo que hacía en Burgos hace poco), dando explicaciones a la prensa que aún la sigue sobre la importancia de este viaje. Porque atrás quedaron los años en los que Rusia venía a Madrid a copiar el Metro madrileño, modelo de tantos otros suburbanos europeos; ahora, los ministros españoles de Zapatero acuden a Rusia para tomar buena nota de lo que hay que hacer contra el frío. "Que para eso lo inventaron ellos", dirá Maleni.

La ministra de Fomento estuvo el sábado en la estación de ferrocarril de Moskovsky, en San Petersburgo (durante su estancia allí, habrá vuelto a llamarse Leningrado, probablemente), donde, atónita, comprobó que los trenes siguen funcionando a pesar de las bajas temperaturas. Que no se paran. Que llegan a su hora. ¡Asombroso!, ¿cómo lo harán estos rusos? En animada conversación con Valentina Matviemko, gobernadora de San Petersburgo, ahora de nuevo Leningrado, Maleni tomó buena nota de las explicaciones que le ofrecieron los dirigentes rusos, que suponemos se habrán llevado la mejor de las impresiones sobre lo que es España hoy.

Como la titular de Fomento pasó la prueba de los dos grados bajo cero, mañana martes la llevan a Siberia (si es que sigue obrando el milagro de las comunicaciones en territorio ruso) donde visitará la estación de Irkutsk-Sortirovochny (sitio que nadie civilizado debe dejar de conocer antes de fenecer). Allí, los rusos procurarán que comprenda que el frío suele ser incómodo. pero que no siempre impide que los aviones vuelen, los trenes corran por las vías y los pasajeros de ambos medios de transporte puedan hacer su vida normal. Además de esa intensa labor docente, las autoridades explicarán a nuestra ministra las características de la futura construcción del Circum-Baikal Railway, infraestructura de la que esperamos tome muy buena nota, porque nunca se sabe.

Y en España, 8.000 ciudadanos a la calle todos los días. Los comedores de Cáritas a rebosar. Los autónomos, desesperados porque tienen que cerrar sus tiendas. Los empresarios proponiendo el despido libre como solución a los males. El país patas arriba, mangoneado por los separatistas, secuestrado por un Gobierno felón, abandonado por una oposición inútil, a la deriva tanto moral como socialmente. Con presidentes autonómicos que gastan el dinero público en comprarse coches de lujo con reposapiés de piel de gato. Y aún nos queda presupuesto para que esta señora acuda a Rusia a dejar el nombre de nuestra patria por los suelos, aún más de lo que está.

Lunes, 23 de febrero de 2009.

 

Etiquetas:editorial